Cargos del ADIF y de las empresas de seguridad se lavan las manos sobre la curva de Angrois

El jefe de seguridad del noroeste dice que no participó en el diseño de la línea y un técnico de la ute, que no le encargaron analizar la curva


Santiago

El caso Alvia va enfilando su recta final con las declaraciones en los juzgados de Santiago del segundo imputado en la estructura de seguridad del ADIF y del coordinador de la unión temporal de empresas que instaló los sistemas de seguridad en la línea de alta velocidad Santiago-Ourense. Fernando Rebón Sartal, gerente del área de seguridad en la circulación del noroeste del administrador ferroviario, aseguró en una breve declaración que no tenía competencias en el diseño de seguridad de la línea previa a la puesta en servicio, pues su misión era supervisar los elementos de seguridad con trenes en circulación. Rebón, que solo contestó al juez, al fiscal y a su abogado, afirmó que ningún maquinista les avisó del potencial peligro de la curva de Angrois, y que tampoco supo nada de la advertencia formal y por escrito del jefe de maquinistas de Ourense.

Juan E. Olmedilla, de Thales y Dimetronic, precisó que su labor como coordinador de los elementos de seguridad y señalización terminaba en el kilómetro 80, donde se había decidido que debía finalizar el despliegue del ERTMS. Este técnico, que declaró como testigo, coincide con los expertos de Ineco que debían actuar como evaluadores independientes en que el ADIF nunca les encargó analizar la seguridad de la curva de Angrois.

Rebón Sartal es el segundo cargo del ADIF que está investigado en la causa, junto a Andrés Cortabitarte, exdirector de Seguridad en la Circulación. Manuel Alonso Ferrezuelo, el abogado de la plataforma de víctimas, echó de menos que no se le preguntara por la desconexión del ERTMS embarcado, una decisión que se tomó cuando la línea ya estaba en servicio y que a medida que la instrucción se acerca al final se está convirtiendo en una de las principales pruebas de cargo. Si el ERTMS estuviera activo en el tren es más que probable que no se habría producido el accidente que causó 80 muertos y 144 heridos a las puertas de Santiago.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Cargos del ADIF y de las empresas de seguridad se lavan las manos sobre la curva de Angrois