Una investigación privada y otra pública aclararán por qué hubo 20 intoxicados en una comida en Castro de Rei

Quienes se sintieron indispuestos tras el almuerzo ya estaban dadosde alta ayer

.

VILALBa / LA VOZ

Una investigación de carácter privado, emprendida por el establecimiento donde ocurrieron los hechos, y otra de carácter público, de acuerdo con el protocolo que se activa en estos casos, intentarán esclarecer las causas de la indisposición sufrida por unas 20 personas en el municipio chairego de Castro de Rei. Las personas que se sintieron enfermas habían acudido a una comida organizada en la parroquia de Duancos que se celebra con carácter anual.

El responsable del establecimiento -Ramiro López, un conocido y veterano empresario lucense del mundo de la hostelería- manifestó ayer que una empresa asesoraba a su establecimiento en casos como ese. Ayer, por otro lado, explicó que todavía no disponía de datos concretos sobre lo ocurrido: «Non se sabe nada», declaró. La situación afectó a unos 20 comensales de una comida a la que asistieron más de 300 personas.

Mientras tanto, también Sanidade puso en marcha el protocolo habitual con vistas a esclarecer la situación. De todos modos, ayer ya estaban dados de alta todos los afectados; por otro lado, según fuentes del Servizo Galego de Saúde, ninguno de los intoxicados había pasado la noche hospitalizado. Los afectados fueron atendidos en el Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA), así como en los puntos de atención continuada del barrio lucense de Fingoi y del concello de Outeiro de Rei.

Lo ocurrido tuvo lugar con motivo de la reunión anual que organizan los vecinos de la parroquia de Duancos. A la comida suelen acudir residentes en la zona junto con invitados, con mesas que se suelen reservar para los miembros de cada familia y para los visitantes. Aunque la noticia ya trascendió a primeras horas de la noche del domingo, la gran mayoría de los asistentes continuaron haciendo vida normal tanto anteayer como ayer: así lo explicó ayer por la tarde, por ejemplo, el alcalde de Castro de Rei, el popular Francisco Balado, que estuvo presente en el almuerzo y que confesó no haber sentido ningún síntoma anómalo tras la celebración.

El responsable del establecimiento aseguró que en su negocio se trabajaba con dedicación, por lo que la aparición de los casos de intoxicación supuso una notable sorpresa. En el menú de la comida se sirvió salpicón, merluza, carne asada y varios postres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Una investigación privada y otra pública aclararán por qué hubo 20 intoxicados en una comida en Castro de Rei