Cómo reaccionar ante un caso de acoso escolar

Escuchar al menor sin juzgarlo y no restar importancia son algunos consejos que dan los expertos


santiago / la voz

El reciente caso del escolar víctima de acoso en Ferrol ha vuelto a poner de actualidad el problema ¿Qué hacer si sospecha que su hijo es víctima de acoso o es el acosador? El Colexio Oficial de Psicoloxía de Galicia ha editado una guía con consejos.

¿Cuáles son los signos de que un escolar puede estar siendo acosado?

Hay varios indicadores de alerta. La pérdida de apetito, los trastornos de sueño o los trastornos psicosomáticos como el dolor de cabeza o de estómago, sobre todo al inicio de semana, son los signos de alerta en el plano físico. En el plano psicológico, hay que estar atentos a cambios en el comportamiento, altos niveles de ansidedad, irritabilidad o tristeza, a si llora con facilidad, se niega a ir a clase o tiene baja autoestima. Los signos de tipo social pasan por cambios de hábitos, descenso importante en el rendimiento académico, dejar de contar qué le ocurre en su día a día, que prefiera quedarse en casa y no quiera ir solo a la calle, cambie de ruta para ir y volver de la escuela, no quiera participar en actividades de grupo, deje de tener amistades en las redes o pierda material escolar o dinero sin explicación.

¿Cómo se debe actuar en casa?

Si hay sospechas de que el menor puede ser víctima de acoso, los expertos recomiendan crear un clima de confianza en casa y escuchar al niño sin juzgarlo, procurando apoyarlo emocionalmente y dejándole expresar todos sus sentimientos e inquietudes. Lo mejor es analizar con él los problemas y ayudarlo a identificar a las personas de más confianza en el colegio. Los psicólogos también recomiendan guardarle el móvil durante la noche y educar a los pequeños en el uso del ordenador y las redes sociales.

¿Cómo se debe actuar en el centro educativo?

Lo primero es solicitar una cita con el tutor para confirmar o descartar la información. En el caso de confirmarse, hay que dirigirse al director del centro. El orientador puede proporcionar asesoramiento. El centro tiene que actuar ante la víctima, el acosador, los espectadores y las familias. La Xunta ha desarrollado un protocolo de actuación que se activa ante la sospecha de un caso de acoso escolar. Los centros también deben poner en marcha programas que prevengan estas actuaciones.

¿Y si mi hijo es el acosador?

También necesita ayuda. El Colexio de Psicoloxía recomienda que se le deje claro que su conducta es inaceptable y que deberá asumir responsabilidades por sus actos.

¿Y si es espectador de un caso de acoso?

Anímelo a que no tenga una actitud pasiva. A que no calle. El acosador se siente reforzado si el resto de los estudiantes se ríen ante el acoso o simplemente miran hacia otro lado.

«Hay que hacer que no salga vivo de nuestra clase»

j. c. m.

Condena a Educación por no proteger a un escolar de Narón, que vuelve a coincidir con sus acosadores

«Los que vayan en nuestro curso hay que hacer que XXX no salga vivo de nuestra clase, a ver si lo cambian». Es solo uno de los mensajes de WhatsApp lanzados por uno de los compañeros de pupitre de un menor de Narón de 16 años que lleva desde los 11 siendo víctima de un acoso escolar continuado. Sus padres están desesperados. En unos días volverá a las aulas y, a pesar de existir una sentencia que acredita el drama y condena a la Xunta a indemnizar al menor por no tomar las medidas oportunas para protegerlo, volverá a coincidir en varias clases con los cinco alumnos que lo martirizan. Los padres exigen soluciones inmediatas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Cómo reaccionar ante un caso de acoso escolar