Un peregrino luso murió en Dozón tras sufrir una parada cardiorrespiratoria

.

lalín / la Voz

Un peregrino de Aveiro (Portugal) de 63 años, Rui Manuel Vila, falleció ayer en un bar de Dozón tras sufrir lo que parece haber sido una parada cardiorrespiratoria. El hombre hacía el Camino con cuatro compañeros. El grupo tenía previsto pernoctar en Dozón. Esa mañana salieron de Ourense, pero al parecer el hombre se encontró mal y decidió adelantarse en taxi. Llegó al bar a las 16.00 horas y allí sufrió una indisposición. Acudieron un helicóptero del 112 y dos ambulancias, pero los médicos no lograron reanimarlo. Una patrulla de la Guardia Civil veló el cuerpo hasta el levantamiento judicial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un peregrino luso murió en Dozón tras sufrir una parada cardiorrespiratoria