Viaja de Ponferrada a Ourense para pegarle al hombre con quien había discutido en Internet

El fiscal pide tres años de cárcel y 9.300 euros de indemnización a favor del lesionado

Se enzarzaron en una discusión a través de las redes sociales
Se enzarzaron en una discusión a través de las redes sociales

ourense / la voz

Se enzarzaron primero en una pelea dialéctica, con insultos y amenazas a través de las redes sociales. A uno de ellos no le resultaba suficiente y optó por desplazarse desde Ponferrada hasta Ourense, con el fin de pasar a un nivel superior y zanjar el asunto a puñetazo limpio. Como si de un juego se tratara. El resultado acabó siendo muy diferente. Uno de los contendientes acabó en el hospital. El otro se enfrenta a una acusación por un delito de lesiones y tiene ante sí la perspectiva de acabar en prisión, si la sentencia que en su momento se dicte en el Juzgado de lo Penal número 1 de Ourense acoge la tesis del Ministerio Fiscal. La petición de condena es de tres años de cárcel, aparte del pago de una indemnización de 10.000 euros a la víctima.

Insultos y amenazas

El prólogo no cuenta a efectos del delito de lesiones. El fiscal, de hecho, sitúa los hechos sobre las cuatro y media de la tarde del día 14 de noviembre del 2015. Atribuye a Armando J. M. R., de 25 años, haber golpeado con «una barra u objeto similar» a otro vecino de la capital. Se desplazó desde Ponferrada con la única finalidad de agredir a quien luego resultó herido, de acuerdo con la versión de los hechos que hace el ministerio público. Habían intercambiado antes insultos y amenazas.

El peor parado tras la discusión fue otro vecino de Ourense, con dos días de hospital, cinco de baja impeditiva y otros 157 no impeditivos, con tratamiento médico quirúrgico consistente en hospitalización con reducción y osteosíntesis de fracturas. Como secuela de la agresión, aclara el fiscal, le quedó la necesidad de que le retiraran una pieza dentaria y una miniplaca mandibular.

Sin circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, la acusación pública aprecia un delito de lesiones y solicita para el presunto autor del hecho una condena de tres años de prisión, aparte del pago de una indemnización de 9.380 euros a favor del herido. No consta en la causa el importe de los gastos ocasionados al Sergas, pero el fiscal solicita que los abone el acusado, dejando la determinación de la cantidad para la última fase de ejecución de la sentencia. Con intereses, naturalmente, tanto la indemnización como la factura del Sergas.

La vista oral por esta causa se debería haber celebrado ayer, pero no acudieron hasta el edificio judicial de O Couto todas las partes implicadas, razón por la que el asunto quedó pendiente de que se cite de nuevo a acusados y testigos de aquel incidente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

Viaja de Ponferrada a Ourense para pegarle al hombre con quien había discutido en Internet