En Cataluña paga Fomento, en Galicia, los usuarios

El ministerio decide pagar el 80 % de tramos de la AP-7 y la AP-2 catalanas para incentivar su uso

.

Vila / La Voz

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, firmó el pasado 31 de agosto un real decreto por el que decidió que desde el pasado domingo su departamento costeará el 80 % del precio de los peajes de los vehículos ligeros que circulen por dos tramos de la AP-7 y la AP-2 en Cataluña. Las concesionarias de ambos viales se harán cargo del 20 % restante, pero recibirán de las arcas públicas 3,51 millones de euros y todo el tráfico y los peajes de camiones, que a partir ahora tiene prohibido circular por las carreteras convencionales paralelas.

Las razones de Fomento para aplicar la exención de peajes a los vehículos ligeros en ambos tramos de autopista se basan en la intención de «mejorar la funcionalidad del corredor viario», porque las carreteras nacionales de la zona «soportan un elevado tráfico de vehículos», y para «maximizar la utilización de la autopista y lograr una disminución de la congestión y del nivel de emisiones en la N-340 y en la N-240».

Cualquiera de esos argumentos, además del alto precio que tramos como los que la autopista del Atlántico tiene en Redondela o entre Vigo y Pontevedra, han sido esgrimidos por partidos políticos, patronales de transportistas, grupos de usuarios y vecinales para reclamar a lo largo de las últimas décadas medidas que promuevan el uso de la AP-9, bien con exenciones como la aprobada ahora para Cataluña o bien con tarifas que primen a los usuarios frecuentes.

La solución dada para Galicia por el anterior Gobierno central del PP y ahora ratificada por el actual Ejecutivo socialista es bien diferente a la catalana. La gratuidad en el viaje de vuelta entre Vigo y Pontevedra la pagarán todos los usuarios de la AP-9 con un 1 % de subida de los peajes y, cuando desaparezca el caro peaje de Redondela, lo pagarán también los automovilistas de todo el vial, si Fomento no se aviene a aplicar el regalo concedido a Cataluña.

Gobierno y Xunta se enzarzan por las nuevas subidas de los peajes en la AP-9

carlos punzón
.

Fomento mantiene que se trata de una decisión «lanzada» por el Ejecutivo de Rajoy

La subida de un 2 % que sufrirán los peajes de la autopista del Atlántico antes de dos meses no tiene vuelta atrás. El nuevo encarecimiento que los gallegos tendrán que afrontar al utilizar la AP-9 generó ayer, eso sí, un cruce de reproches y una atribución de responsabilidades respecto a dicha decisión entre el Ministerio de Fomento y la Xunta.

Después de que el PSdeG llegase a pedir al anterior Gobierno central que cargase a las arcas públicas el coste de la ampliación del puente de Rande y de la circunvalación de Santiago para evitar parte de la subida de peajes que se le viene encima, el secretario general de Infraestructuras del ministerio, Javier Izquierdo, dijo ayer que «Fomento va a continuar con la tramitación de un expediente [de subida] que viene lanzado desde la etapa del anterior Gobierno del PP». Reiterando las dos alzas de precios de los peajes anunciadas ayer por La Voz, y que se harán coincidir en una única subida del 2 %, el alto cargo ministerial aseguró que están «obligados a culminar» el real decreto que avalará dicho encarecimiento de tarifas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

En Cataluña paga Fomento, en Galicia, los usuarios