Política de tono airado hacia Madrid

El PP se afana en atacar decisiones de Pedro Sánchez dañinas para Galicia y el PSOE censura las «sobreactuacións» de Feijoo para crear tensión con el Gobierno central

.

santiago / la voz

En el bloc de notas utilizado por el PP gallego para el arranque del nuevo curso político hay un dibujo de su principal adversario político. Es Pedro Sánchez, quien expulsó a los populares del Gobierno mediante una moción de censura, algo que los conservadores no van a olvidar tan fácilmente. «Non facemos oposición a Pedro Sánchez, pero preocúpanos que coa súa minoría parlamentaria tome decisións que prexudiquen a Galicia», manifestó ayer Pedro Puy, portavoz de los populares en la Cámara gallega, que compareció para dar cuenta de las líneas maestras del inicio del período de sesiones.

En las últimas semanas, tanto la Xunta como el partido que la gobierna, el PP, elevaron el tono contra Madrid con cuestiones como el «incumprimento da lei de estabilidade orzamentaria», dijo Puy, al no presentar la senda de déficit al Congreso, la retención del IVA gallego por el Estado o la condonación de la deuda al puerto de Valencia. «Son cuestións que introducen unha incerteza moi grande», añadió.

El PSdeG, en cambio, cree que la Xunta solo intenta «disfrazar a súa inoperancia» sumándose a la estrategia de tensión con el Gobierno de Sánchez alentada por Pablo Casado. Con todo, Fernández Leiceaga, portavoz del PSdeG, mostró ayer su disposición a colaborar con el Ejecutivo gallego en la agenda de reivindicaciones trasladada a Madrid, «pero sen sobreactuacións e con equilibrio», pues a su entender no puede ocurrir lo que ocurrió con la retención del IVA, que el problema lo causó Montoro, con el silencio de la Xunta, que ahora le exige una solución al PSOE.

También compareció ayer la líder del BNG, Ana Pontón, para valorar el inicio del curso, pedir una agenda gallega a nivel del Estado, para abordar el traspaso de la AP-9 o la devolución del pazo de Meirás, y pedirle a la Feijoo que no se dedique a actuar de «mozo dos recados» de Casado.

El portavoz de En Marea, Luís Villares, hizo desde Vigo una valoración del arranque del curso, en el que su grupo pedirá responsabilidades «polo desastre da sanidade» y promoverá iniciativas contra la precariedad laboral.

Por otra parte, el Parlamento gallego recuperó ayer la actividad tras la parálisis estival con las reuniones de algunos grupos políticos en las que se analizaron los asuntos que hoy llevarán a la Xunta de Portavoces, el órgano encargado de planificar las agendas de los plenos. La primera sesión plenaria del nuevo período tendrá lugar la próxima semana, los días 11 y 12, y ya se han empezado a esbozar algunos asuntos que serán tratados.

O Marisquiño

El portavoz de los populares, Pedro Puy, manifestó que su grupo se adherirá a la petición cursada por el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, de comparecer ante la Cámara para dar explicaciones sobre el funcionamiento del operativo de emergencias durante el accidente ocurrido en el festival O Marisquiño de Vigo, que dejó más de 460 heridos. La corporación municipal de la ciudad olívica le dedicará mañana un debate monográfico a este asunto, pero el PP no quiere dejar pasar la oportunidad de ampliar el foco y llevar esta cuestión también al hemiciclo de O Hórreo en un intento de poner al descubierto las lagunas que aprecian en la gestión del alcalde de Vigo, Abel Caballero.

También será debatido y votado el dictamen de la comisión de estudio de los incendios, aprobado inicialmente por el PP con el apoyo del PSOE, aunque con el desmarque de En Marea y BNG, que mantienen su posición crítica respecto al informe. La comisión se creó a raíz de la oleada de incendios de octubre del año pasado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Política de tono airado hacia Madrid