Vidal Romaní: «Me río mucho con «Big Bang Theory»

«Estamos sobre una enorme roca desnuda, sin sedimentos. Si no fueran las constantes precipitaciones, seríamos un desierto», afirma el geólogo


Dice que Galicia es una gran roca y hay que hacerle caso, porque es uno de los que más saben al respecto. El profesor emérito Juan Ramón Vidal Romaní (Tarragona, 1946) me recibe en su despacho del Instituto Xeolóxico Parga Pondal lleno de papeles y piedras, muy dispuesto a la entrevista y a contar cosas.

-¿Y eso de Tarragona?

-Yo soy lo que se llama un catalán retornado. Los Romaní llegaron a Galicia a finales del siglo XVIII a robar sardinas de la ría. Mis padres volvieron a Cataluña y yo nací allí, pero después a mi padre volvió a salirle trabajo en Galicia y regresó cuando yo tenía 5 o 6 años.

-No le dio tiempo a aprender catalán.

-Hablábamos catalán en casa. Aquí hablábamos en gallego y castellano. Nunca tuvimos problemas con los idiomas. Me solivianta mucho ver la bandera de los idiomas. Los pueblos más cultos de la Tierra, los suizos, los holandeses, hablan varios y no tienen problema para pasar de uno a otro.

-¿Cómo empezó con la geología, coleccionando minerales?

-Sí, como todos los niños. Pero no era un friki de eso. Lo que sí tengo es un afán de hallar información de todo. Tratar de entender la vida, los escenarios, es lo que me hizo interesarme por la geología; me permite introducir el factor histórico. Cuando veo la superficie de la Tierra veo lo que pasó hace millones de años. Eso me divierte muchísimo. Nunca me interesó buscar beneficios económicos.

-¿Cómo le explicaría Galicia a un neozelandés, por ejemplo?

-Muy fácil. Le diría que su isla es muy moderna. Nosotros éramos igual hace 450 millones de años. Estamos sobre una enorme roca desnuda, sin sedimentos. Si no fueran las constantes precipitaciones, seríamos un desierto.

-¿Conoce «Big Bang Theory»?

-Sí, me encanta. Me río mucho con esa serie.

-Sheldon dice que la geología no es una verdadera ciencia.

-Sí, ja, ja. Sheldon es un físico, un teórico, que conoce los principios de todo. Los geólogos aplicamos la física. Nosotros le damos nombre a las cosas.

-¿Le preocupan las condiciones de los jóvenes investigadores? Ellos se quejan mucho.

-Si volviera a estudiar, sabiendo lo que sé, volvería a ser geólogo y sería mejor. Los jóvenes que conozco quieren resultados inmediatos, entrar en plantilla y ganar dinero, pero, en algunos casos, cuando tienen el empleo dejan de trabajar.

-Eso que dice es muy polémico.

-Yo soy así. Por eso tengo tantos amigos.

-¿Alguna vez sintió un terremoto?

-Sí. En Madrid, hace muchos años. Y tenía un profesor que, en vez de protegerse, calculaba la intensidad según se movían las cosas. Si conoces el peligro lo afrontas mejor.

-¿Tiene un mineral favorito?

-Sí, el cuarzo. En la variedad amatista. Y la turquesa también. Me gusta mucho.

-Defínase en cuatro adjetivos.

-Soy fiel y testarudo. También muy sentimental, porque la vertiente humana me atrapa. Y muy exigente con los que quiero. Cuando me traicionan me siento enormemente solo y abandonado. Pero no soy rencoroso, eso es terrible. Te conviertes en un amargado. Prefiero sonreír.

-¿Qué aficiones tiene?

-Me gusta leer poesía. Y hago espeleología. Estoy federado.

-A mí me da un poco de miedín.

-A mí también. Pero precisamente lo que más me gusta es vencer ese miedo. Hay algunas cuevas en Galicia que casi nadie conoce.

-¿Qué tal se da con las redes sociales?

-Bien, les dedico un par de horas al día. No se por qué asusta tanto el uso del móvil. Ya forma parte del cerebro de la gente.

-¿Se defiende en la cocina?

-Sí, sí. Me gusta cocinar. Sobre todo paellas. También pescado y carne asada. Me entretiene mucho cocinar. Y lo considero muy educativo.

-¿Celta o Dépor?

-¡Barça! Y si me obliga a elegir, del Celta, porque es el que está en Primera.

-¿De qué se arrepiente?

-De haber desperdiciado algunos años en mi juventud. Fui un alumno distraído y perdí unos tres años que me ha costado recuperar.

-Pero seguro que se divirtió.

-Sí. Pero a determinadas cosas en la vida he llegado tarde.

-¿Hizo la mili?

-Sí, aunque no estoy muy orgulloso de esa etapa de mi vida. Allí vi la parte más desagradable de la especie humana.

-¿Se ha enamorado muchas veces?

-Sí, me enamoré.

-¿Es creyente?

-Sí. No creo que el orden del universo sea cuestión de azar.

-Una manía.

-No aguanto a los nacionalistas.

-Una canción.

-Cualquiera de los Beatles. Yesterday me gusta mucho.

-Lo más importante en la vida.

-Ser fiel a los demás y, por lo tanto, a uno mismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos
Comentarios

Vidal Romaní: «Me río mucho con «Big Bang Theory»