Los embalses gallegos afrontan septiembre más llenos que en los últimos diez años

Los pantanos de abastecimiento de la costa tienen 14 puntos más de ocupación que en el 2017


redacción / la voz

Las aguas embalsadas de Galicia, tanto de la costa como del interior y de abastecimiento como de electricidad, afrontan el mes de septiembre con envidiables reservas, mejor incluso que la media de los últimos diez años. Esta semana, cuando empezó a decaer la llegada de las aguas subterráneas a los pantanos (se perdieron tres puntos en siete días en el porcentaje de ocupación de los embalses), la media de la comunidad se situó en el 68 % del total, con 2,188 hectómetros cúbicos, mientras que el año pasado por estas fechas estaba diez puntos por debajo. Los nueve embalses de abastecimiento de Galicia Costa tienen hoy 14 puntos más de ocupación que entonces.

CECEBRE, AGOSTO DEL 2017. Hace un año la coruñesa presa de Cecebre tenía un 65 % de agua, cinco puntos por debajo de la ocupación media en esta época del año
CECEBRE, AGOSTO DEL 2017. Hace un año la coruñesa presa de Cecebre tenía un 65 % de agua, cinco puntos por debajo de la ocupación media en esta época del año

Por el momento no se sabe qué pasará en el otoño, aunque la previsión es de un septiembre seco. Pero no es lo mismo afrontar un fin de año cálido con un embalse por debajo del 20 % de ocupación que al 70 %. Eso le pasó a Vilasouto, el pantano que abastece a Bóveda de agua y que también sirve para regar el Val de Lemos. El ejemplo de esta presa es sintomático: ¿cuándo pensaron los monfortinos que se controlase el consumo de agua con el embalse a rebosar? Pues el pasado junio, cuando Vilasouto estaba al 90 % de capacidad, la comisión de regantes del Val de Lemos decidió mantener el control del agua y ha sido requisito imprescindible para agricultores y ganaderos presentar la correspondiente solicitud bajo pena de ser denunciados al Seprona.

CECEBRE, AGOSTO DEL 2018. Esta semana, el embalse se situaba en el 90 % de ocupación. La diferencia se observa en el indicador (blanco) de altura de la presa en la pared del aliviadero.
CECEBRE, AGOSTO DEL 2018. Esta semana, el embalse se situaba en el 90 % de ocupación. La diferencia se observa en el indicador (blanco) de altura de la presa en la pared del aliviadero.

Gonzalo Mosqueira, gerente de Augas de Galicia, explica que «la percepción general ha cambiado un poco. La Xunta lleva años haciendo campañas, pero fue el año pasado cuando se vio la realidad y en cierta medida nos hizo darnos cuenta de que aunque este año estemos bien, el que viene puede ser diferente. Le vimos las orejas al lobo».

VILASOUTO, AGOSTO DEL 2017. Hace un año, el embalse que abastece de regadío a las Terras de Lemos estaba al 20 % de su capacidad, con 4 hectómetros cúbicos de agua.
VILASOUTO, AGOSTO DEL 2017. Hace un año, el embalse que abastece de regadío a las Terras de Lemos estaba al 20 % de su capacidad, con 4 hectómetros cúbicos de agua.
VILASOUTO, AGOSTO DEL 2018. Este año la situación es muy diferente en este pantano, que exhibe un 66 % de ocupación, 20 puntos por encima de la media de los últimos diez años.
VILASOUTO, AGOSTO DEL 2018. Este año la situación es muy diferente en este pantano, que exhibe un 66 % de ocupación, 20 puntos por encima de la media de los últimos diez años.

Reservas optimizadas

Este año no ha habido problema con el agua embalsada en ningún momento, pero es cierto que un mayor control en el consumo y la revisión de los puntos de fuga han podido ser fundamentales para mejorar las reservas hídricas. Y esto es general. Por ejemplo, en Vigo los embalses de abastecimiento (Eiras y Zamáns) tienen hoy bastante agua (88 y 77 %, respectivamente), doce puntos más que el año pasado en el pantano principal (Eiras) y 8 en el de Zamáns. Baiona, otra de las ciudades que más sufre en el verano por el aumento de vecinos, se sitúa hoy en el 74 % de ocupación frente al 62 % de la misma semana del año pasado.

Ni la Administración ni nadie puede hacer mucho para evitar la sequía, pero sí hay métodos para minimizar sus daños cuando se prolonga en el tiempo: «Solo hay dos formas, o nos planteamos almacenar más agua o reducimos el consumo. Lo primero es complicado, porque los embalses gallegos son pequeños, nunca han hecho falta esos embalses enormes que hay en el sur, que pueden garantizar el abastecimiento de todo un año. Otra cosa es el consumo, y creo que aquí han cambiado las cosas, el consumidor va tomando conciencia de que debe ahorrar agua: duchas en vez de baños, no lavar tanto el coche, reducir el riego... y lo mismo ocurre con la Administración, con los baldeos de calles, riegos de jardines o llenado de piscinas».

Un verano más, agua verde en Caldas

cristina barral

Se trata de un fenómeno natural frecuente en aguas estancadas que se produce en época estival debido al incremento de las horasde luz y la subida de las temperaturas

Es uno de los tres embalses de Galicia que están en estado de alerta por la proliferación de cianobacterias, junto al de As Forcadas y el de Cecebre, ambos en la provincia de A Coruña. La presa de A Baxe, en Caldas de Reis (Pontevedra), lleva desde el 6 de julio en esa situación. Desde el año 2006, cuando se detectó por primera vez tras el incendio de Brenntag y posterior vertido químico al Umia, su lámina de agua se tiñe de verde cada verano. Se trata de un fenómeno natural frecuente en aguas estancadas que se produce en época estival debido al incremento de las horas de luz y la subida de las temperaturas, junto a un alto contenido en nutrientes (nitrógeno y fósforo).

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los embalses gallegos afrontan septiembre más llenos que en los últimos diez años