Calvo carga las pilas del PSdeG para la tarea de finiquitar el ciclo de Feijoo

La vicepresidenta del Gobierno llama a los demás partidos a «arrimar el hombro» en la crisis de Cataluña

Carmen Calvo en Santiago con los socialistas gallegos Carmen Calvo en Santiago con los socialistas gallegos

Santiago / La Voz

Los socialistas gallegos hicieron este sábado un gran esfuerzo por iniciar el curso político haciéndose visibles en el principal feudo político de la derecha en España, donde Alberto Núñez Feijoo suma tres legislaturas imbatible al frente de la Xunta. Se valieron de la presencia de la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, para contrarrestar el acto de los populares con Pablo Casado e insuflar ánimo al PSdeG para encarar la tarea que se autoimpusieron: la de finiquitar el ciclo político de Feijoo al igual que hicieron con el de Rajoy.

Antes de participar en la fiesta del partido organizada por la agrupación de Oroso en las riberas del río Tambre, los socialistas organizaron un encuentro con Carmen Calvo en el compostelano hotel San Francisco, donde la número dos del Ejecutivo puso en valor las oportunidades que abre la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa para avanzar en la igualdad, recuperar derechos perdidos y subvertir recortes de los últimos años. «Galicia tiene todo el derecho del mundo a saber -dijo Calvo- que ahora la oportunidad de resolver sus problemas no pasa por Feijoo sino por Pedro Sánchez».

Pero no fue Galicia, sino Cataluña y la defensa del marco constitucional, lo que centró el discurso de Calvo, que emplazó a las demás fuerzas políticas a «arrimar el hombro» ante la «crisis» de Cataluña para preservar una España constitucional que en la que los catalanes pueden tener su sitio. Valoró que, en este asunto, el PSOE fue leal con el Gobierno de Rajoy desde la oposición y pidió «valentía» a la derecha para abandonar el tacticismo.

El acto con Calvo fue presentado por el alcalde de Vigo, Abel Caballero, y al mismo acudieron dirigentes como los presidentes de las diputaciones de A Coruña, González Formoso; Pontevedra, Carmela Silva; la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez; el delegado del Gobierno, Javier Losada, y buena parte de la ejecutiva gallega.

El regidor vigués bromeó con que no le quería «amargar» el día al PP, «aunque Feijoo sabe que su tiempo está acabado», dijo entre aplausos. Pero se lanzó a hacer su predicción electoral para Vigo: «21 a 4». Es decir, 21 concejales para el PSOE y 4 para el PP.

La ministra «gallega del sur», el rapto de la catedral y la pesadilla en la cocina de Chicote

d. s.

Fueron tres horas escasas las que Carmen Calvo permaneció en Santiago para acompañar a los socialistas en los actos de arranque del nuevo curso político. En ese tiempo, la pasearon por la plaza del Obradoiro, se maravilló con la limpieza de la fachada de la catedral, comió polbo á feira en la ribera del río Tambre y, bajo la sombra de un carballo, confesó que se declaraba una «gallega del sur», que admiraba la riqueza de tener una cultura y una lengua tan rica como la galaica.

Fueron cumplidos muy bien recibidos por los aborígenes que la escuchaban. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, aguardó a la vicepresidenta en el Obradoiro, mientras el resto de la comitiva socialistas lo hizo con más relajo en el interno del hostal dos Reis Católicos, donde algunos saludaron al cocinero Chicote y otros entornaban el ojo intentando recordar de qué lo conocían.

-«Ah sí, ¿cómo se llamaba ese actor», inquirió un dirigente socialista un tanto despistado.

Pero el verdadero cicerone de paseo a pie que Carmen Calvo hizo por la compostelana calle de San Francisco, que enlaza el Obradoiro con el convento del mismo nombre, no fue ningún compostelano, sino el alcalde de Vigo, Abel Caballero. No es la primera vez que el regidor olívico declara su admiración por una ciudad en la vivió un tiempo, pero esta vez su imaginación fue demasiado lejos. Embelesado como estaba con la catedral, dos fotógrafos le sueltan: «Que bien te quedaría en una rotonda en Vigo, ¿eh?». Y el alcalde siguió el juego: «¡Qué cosas!, no me deis ideas».

Gonzalo Caballero: «Hicimos lo que teníamos que hacer, que es retirar al PP»

Con la vehemencia reservada a los mítines, y muy alejado del tono sosegado que empleó la vicepresidenta del Gobierno, el secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, fue el encargado de definir la tarea que tiene el partido por delante: «Os socialistas imos pechar o ciclo de Feijoo na Xunta», señaló en una intervención en la que alternó el gallego y el castellano.

El líder del PSdeG valoró que en su partido «hicimos lo que teníamos que hacer, que es retirar al PP» de la Moncloa y desprenderse del papel que le reservan los «sectores conservadores del país» para actuar como el «bastón de apoyo de la derecha».

Ahora cambió el relato, insistió Caballero, que dijo que el PSOE «ha regresado con fuerza para gobernar» y jugar su rol en la izquierda, actuando como la fuerza motriz del cambio político. «Acabouse Rajoy e vaise a acabar Feijoo», insistió una y otra vez el líder del PSdeG.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Calvo carga las pilas del PSdeG para la tarea de finiquitar el ciclo de Feijoo