Cuatro de los nueve muertos en las carreteras gallegas en este mes de agosto eran motoristas

Hubo un aumento del 50 % en el número de víctimas mortales


redacción / la voz

Los datos provisionales de siniestralidad en el mes de agosto, a falta de dos días para su fin, señalan al grupo de los motoristas como uno de los más expuestos a los accidentes mortales en las carreteras. En este mes, en las vías interurbanas de Galicia murieron un total de nueve personas, y de ellas cuatro iban en una moto.

Los estudios indican que en moto hay 17 veces más posibilidades de morir que si se va en un coche. Es fácil de entender en tanto el motorista no lleva apenas protección contra los impactos, y a eso hay que sumar las peculiaridades de la conducción sobre dos ruedas y la potencia de los vehículos que hay en el mercado. También es cierto que muchos conductores de turismo descuidan las precauciones mínimas al circular junto a una moto, sin darse cuenta del riesgo que entraña un simple roce.

También se ha detectado un aumento importante en la siniestralidad más grave en las carreteras gallegas. Si en julio se multiplicó por cuatro el número de vidas perdidas en las carreteras (12 muertos frente a los 3 del año anterior en el mismo período) agosto ha seguido la misma tónica negativa. Los 9 muertos en las vías galaicas suponen un 50 % más de víctimas mortales que las registradas el año pasado en el mismo mes, ya que fueron 6.

La cifra del actual agosto solo se encuentra repetida hace tres años, ya que en el 2015 los accidentes de tráfico de agosto le costaron la vida a 9 personas en Galicia; al año siguiente se bajó la cifra y se quedó en 7, para bajar nuevamente el año pasado.

Hay que tener en cuenta que el 2017 fue un año excepcionalmente bueno en las cifras de víctimas de la carretera, y de hecho a día de hoy hay un 15 % más de defunciones en los balances interanuales: frente a los 52 muertos hasta septiembre del 2017 ahora se suman 60 muertes. El año pasado concluyó con 76 fallecimientos, un número muy lejano a los 106 del año anterior e incluso a los 91 del ejercicio 2015. Eso sí, fue en abril de este año cuando por primera vez en Galicia se pasó un mes sin muertos.

Alcohol y butano

Por otra parte, el pasado martes, agentes del subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense sorprendieron a un vecino de A Pobra de Trives que circulaba por Castro Caldelas con una tasa de 0,92, cuando la máxima permitida para conductores profesionales es de 0,15. La situación era especialmente grave porque el hombre conducía un vehículo de reparto de bombonas de butano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Cuatro de los nueve muertos en las carreteras gallegas en este mes de agosto eran motoristas