La operación Telefunken permite aclarar 40 robos en Pontevedra

Los ladrones entraban en las viviendas por las tardes y causaban destrozos


redacción / la voz

La Guardia Civil comienza a aclarar robos en distintos puntos de Galicia después de las recientes detenciones de unas veinte personas en Noia y Lugo. Según datos del instituto armado, se ha podido determinar la autoría de 40 asaltos a casas habitadas y segundas residencias de la zona norte de la provincia de Pontevedra y se han recuperado objetos por valor de unos 80.000 euros, enseres que están ya en los cuarteles de la Guardia Civil de Milladoiro y Lugo para que los propietarios pasen para reconocerlos.

Las investigaciones realizadas por el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Lalín, en la denominada operación Raubon -derivada de la operación Tanunoi-Telefunken de la semana pasada-, permitieron atribuir a 10 de los 20 detenidos la comisión de un total de 39 robos cometidos durante todo lo que va de año en Lalín (12 asaltos), Vila de Cruces (12), Silleda (6 robos), A Estrada (5), Forcarei (3) y Cerdedo-Cotobade (1).

El primero de los robos investigados se denunció en enero en Lalín y el último, este mismo mes de agosto en Forcarei. En todos ellos se ha constatado el mismo modus operandi: los sujetos accedían a las viviendas aisladas o en zonas poco visibles con cierta violencia, rompiendo una puerta o una ventana; una vez en el interior, provocaban un gran desorden, llegando a «causar daños innecesarios en las estancias u objetos de las viviendas», según indica la Guardia Civil; los robos se cometían cualquier día de la semana, entre el mediodía y la última hora de la tarde; y, además, el principal objetivo del delito era el dinero en metálico, las joyas y las herramientas, si bien solían sustraer prácticamente todo lo que encontraban a su alcance, con independencia del valor de los objetos.

El caso se instruye en Arzúa

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil de Lalín se entregaron en el Juzgado de Instrucción 1 de Arzúa, ya que han sido atribuidos a diez personas residentes en su mayoría en la localidad de Melide.

La operación Raubon nació a partir de una anterior, la Tanunoi-Telefunken, que supuso la detención de 19 personas vinculadas a una red responsable de unos 120 robos en toda Galicia, y que se coordina desde el juzgado de Arzúa, de ahí que las diligencias de la Guardia Civil de Lalín vayan a parar a la localidad coruñesa. Esta primera investigación se cerró a mediados de mes después de averiguar que los ladrones vendían los objetos robados a un vecino de Santiso, que los almacenaba para luego revenderlos; obviamente, la Guardia Civil le imputa a esta persona un delito de receptación de mercancía robada.

El importante número de detenidos, la cantidad de delitos en la que estaban involucrados y el hecho de que los delincuentes tuviesen armas obligó a la Guardia Civil a movilizar a 160 agentes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La operación Telefunken permite aclarar 40 robos en Pontevedra