Las altas temperaturas ponen a Galicia en riesgo extremo de incendio

Las Rías Baixas y el curso del Miño en Ourense y Pontevedra, en alerta amarilla

.
M. S.
Redacción / La VOz

Riesgo muy alto y extremo de incendio en tres cuartas partes de Galicia. En riesgo extremo se encuentra casi la totalidad de la provincia de Pontevedra, al igual que la de Ourense y la zona del interior y sur de Lugo y A Coruña respectivamente. Así se observa en el índice de riesgo de incendio forestal (IRDI) que es publicado diariamente por la Consellería de Medio Rural. Para establecer ese índice de riesgo diario se tiene en cuenta la conjunción de los siguientes factores: la situación meteorológica, el estado de la biomasa vegetal, el de las infraestructuras preventivas, de las masas arbóreas y el del suelo.

La zona norte de la provincia de A Coruña, el entorno de los municipios de Laza y Vilar de Barrio, en Ourense, y Baiona y Oia, en Pontevedra, se encuentran en un nivel muy alto de riesgo por incendio, entre el 69 y el 80 %; mientras que en la zona de los concellos de A Laracha y Abegondo y más al oeste de la provincia de A Coruña, y el este de la de Lugo, tienen un nivel alto, que varía entre los 57 y los 68 %. Por último, en las zonas de Laxe, Malpica y Cabana de Bergantiños, y la costa de Burela, Foz y Ribadeo, se encuentran en un nivel moderado de alerta, 32- 56 %.

La regla del 30

Los tres factores que influyen en la rápida propagación de los incendios son la humedad, la temperatura y la velocidad del viento. La regla del 30 se refiere a unas condiciones en las que la temperatura es más alta de 30 grados, la humedad es menor del 30 % y la velocidad del viento es superior a 30 kilómetros por hora. A estas tres circunstancias se una a veces una cuarta, que hayan pasado 30 días sin llover. Ante esta combinación de factores hay que estar especialmente alerta.

Seis consejos para evitar incendios

a. s./ M. S.
.

Cuidado con colillas, cristales y tubos de escape

Los incendios forestales son en su mayoría provocados por las personas. Siguiendo estos seis consejos podrían evitarse muchos de ellos.

No abandonar residuos

Cuidado con fumar cerca de los bosques. No tirar al bosque cerillas, colillas o cualquier otro objeto en combustión, al igual que tampoco se pueden tirar por la ventanilla del vehículo. No se pueden dejar botellas o materiales hechos de cristal al sol, puesto que estos pueden actuar como lupa y prender fuego.

No hacer Fuego

En épocas de incendios, más cuidado. No encender un fuego en el campo, especialmente en la época de alto riesgo de incendios (del 1 de junio al 1 de noviembre). Cualquier chispa o llama puede provocar un incendio.

Seguir leyendo

Hoy la comunidad gallega seguirá bajo la influencia del anticiclón que se instaló el domingo. Sin ningún cambio significativo en las temperaturas, las máximas ascenderán incluso un poco en el noroeste. Las Rías Baixas y el curso del Miño en las provincias de Ourense y Pontevedra estarán, igual que ayer, en alerta amarilla por calor. Las temperaturas más altas se registrarán en el sur de Galicia, en Ourense y Verín, donde se llegarán a alcanzar hasta los 38 grados, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología. En puntos del litoral de Pontevedra se superarán los 34 grados, y en Santiago de Compostela llegarán a los 33. Temperaturas que irán descendiendo paulatinamente, hasta cuatro grados menos para este jueves, como anuncia MeteoGalicia. En cuanto a las temperaturas mínimas, prácticamente no variarán durante los próximos días. En Verín y en Lugo las mínimas serán hoy de 10 y 13, respectivamente; mientras que en Vigo los termómetros no marcarán menos de 23 grados.

Toneladas de madera quemada el año pasado siguen sin retirar en los montes

manu otero
.

Los comuneros advierten que el 95 % de los troncos calcinados en parcelas privadas continúan igual y que la reforestación se retrasará a diciembre o enero si no llueve

La huella de los devastadores incendios de octubre del 2017 persiste en Vigo. Toneladas de madera quemada permanece aún sin retirar en los montes y dan buena muestra de la magnitud de la catástrofe. Tras la extinción del fuego y la supervisión del terreno, los comuneros encargaron a empresas privadas la retirada de los troncos arrasados por las llamas. Primero se trasladaron las especies de mayor valor para su venta, pero el insuficiente número de empresas especializadas para la tala de madera en suelo forestal y la basta superficie de monte afectado contribuyen a que los montes de parroquias como Coruxo o Valadares tengan todavía mucho trabajo por delante. «E nas fincas privadas a situación é peor, non se retirou nin o 5 % da madeira queimada», advierte el presidente de la Mancomunidad de Montes de Vigo, Uxío González.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las altas temperaturas ponen a Galicia en riesgo extremo de incendio