El buen tiempo de agosto mejora las expectativas turísticas del verano gallego

«Los primeros quince días fueron fantásticos», dice el presidente del Clúster de Turismo

.

redacción / la voz

El turismo se consolida como una fuente de riqueza para Galicia incluso este año, que en julio registró un ligero descenso con respecto al 2017, que, por otra parte, fue absolutamente excepcional. Pero al igual que en julio no se cumplieron las expectativas, en lo que va de agosto las sensaciones son inmejorables: «Los primeros quince días fueron fantásticos, y esta tercera semana también se espera buena». Lo dice Francisco González, presidente del Clúster de Turismo de Galicia, quien recalca que «julio fue ligeramente peor que el año pasado, pero ojalá los julios malos fuesen como este. Lo que ocurre es que el 2017 fue un año espectacular, un espejismo».

Para González, ha habido cuatro factores que explican los datos de julio, y el fundamental ha sido el tiempo. «Hay un volumen de turistas que espera hasta última hora y, si hace mal tiempo, cancelan la reserva, porque en ciertas plataformas en línea no suele haber recargo por hacerlo». Son turistas que tanto se van a las Rías Baixas como a Baleares. A esto hay que sumar las otras razones que se entrecruzan, según Francisco González: «Sabemos que Túnez, Turquía y Egipto están recuperando su lugar natural con ofertas salvajes, y eso no nos afecta directamente, pero sí hace que el turista europeo se vaya a estos destinos y que la costa mediterránea española atraiga, también con precios muy bajos y garantía de sol, al turista nacional, propio de nuestra zona». La otra razón es que «el brexit, que no se iba a notar, sí se está notando»; y que en competencia con las islas españolas «aparecen otros destinos nuevos de sol y playa, como Marruecos».

Frente a esto, Galicia debe tener claro que la apuesta no puede ser ni el binomio sol-playa ni el precio. Y parece que cada vez está más asumido. Según Turismo de Galicia, entidad de la Xunta, «estamos nun ano de consolidación. Vimos de anos nos que o número de turistas creceu dun xeito sobresaínte e estamos nunha fase de afianzamento tanto en cantidade como, sobre todo, en calidade. Ese é o obxectivo que tiñamos marcado para este 2018». Recalcan desde el Gobierno gallego dónde está la clave del éxito: «A climatoloxía non foi a mellor, pero o sector puido manterse. Iso é unha boa noticia e anímanos a seguir traballando nunha oferta diversificada que aproveita os nosos mellores recursos, dos que se pode gozar nun modelo de turismo tranquilo con independencia do tempo».

Francisco González explica exactamente en qué consiste: «Tenemos que ofrecer alojamiento y algo más, y tenemos mucho de ese ‘algo más’. La gastronomía, el paisaje, la cultura celta, el Camino, el vino, el termalismo... Son cosas que nos distinguen y que hay que aprovechar».

Eso explica que los destinos que más han crecido en el último año sean Os Ancares-O Courel (43 %), Deza-Tabeirós (29 %), Ría de Muros e Noia (20 %), Costa da Morte (18 %), Ría de Arousa (15 %) y Verín-Viana (14 %). El esfuerzo -es la comunidad con más distintivos Q de Calidad Turística (273) y más banderas azules (124)- se traduce en que el 35-40 % de los visitantes regresan, según los datos del Clúster de Turismo.

La calidad será el antídoto, dicen los expertos, y es la recomendación de la Organización Mundial de Turismo (OMT) para la masificación que puede destruir los tesoros gallegos a cambio de nada. «Non existen turistas bos ou malos cando somos un destino que traballa a prol da calidade e a sostibilidade. Cando se conta cun plan de xestión eficaz e respectuoso baseado en experiencias de calidade, o que se atrae, consecuentemente, é un turista responsable e que goza da autenticidade dun destino como o galego», explican desde Turismo de Galicia.

Esta filosofía la comparte el Concello de Santiago, que la pasada semana recibió al peregrino 200.000 del año. La alcaldesa en funciones, María Rozas, se mostró muy satisfecha de cómo está yendo este verano -«está consolidado o crecemento dos últimos anos, que supón a recuperación despois de moitos anos de crise»- pero también aludió a la necesidad de evitar la masificación: «Buscamos os récords pero tamén temos que fixar que sexa un turismo sostible, de calidade, de conciliación coa vida dos veciños». Para Rozas, la moratoria para licencias de pisos turísticos se enmarca en las medidas que pretenden potenciar «o turismo como fonte de ingresos» pero a la vez evitar un exceso de masificación en el casco urbano, incluso pensando en el futuro del sector: «O casco histórico compostelán está a perder veciños, e os propios visitantes destacan de Santiago que é un lugar vivo, non un museo que visitar, que ten vida propia e unha cultura da que participan os veciños».

.

Francisco Zas | El Aviador, Sanxenxo

«Creo que estamos na mesma liña que no verán pasado»

El gerente del histórico local destaca la afluencia de gallegos y madrileños

m. gago

El Aviador es uno de los establecimientos más conocidos del corazón turístico de Sanxenxo y su gerente, Francisco Zas, se muestra satisfecho con cómo se va desarrollando la actual campaña estival. «Estamos tendo moi bo verán, cun agosto moi bo». De julio, donde el tiempo no acompañó tanto, también guarda buen recuerdo. «Non hai queixa deste xullo». Estamos en pleno mes dorado del turismo sanxenxino, sin embargo, Zas se aventura a trazar un panorama optimista. «Eu creo que estamos na mesma liña que no verán pasado», sostiene. Sobre la procedencia, «hai sobre todo moito galego, e tamén madrileños de toda a vida».

¿Qué piden más los clientes? «Coa calor que vai, en bebida principalmente cervexa», contesta sin titubear. En cuanto a tapas, están claras las preferencias de los veraneantes. «Polbo e mexillón», recalca. El pulpo no es que vaya precisamente barato. Su escasez lo ha puesto por las nubes. Aquí se sirve en raciones de 16 euros, pero los turistas no se resisten a pasar por Galicia y no probar el rey de los cefalópodos. En cuanto al mejillón, en escabeche o en vinagreta, va a cinco euros.

.

Carlos Rodríguez | Comerciante de Santiago

«Uno gasta lo que puede: si es un euro, bienvenido es»

Los comerciantes y hosteleros ven mejoría tras unos meses «flojos»

DAVID COSTOYA/ i. c.

Hacer el agosto es un dicho popular que los comerciantes y los hosteleros de Santiago esperan poder confirmar. Como es tradición, creen que este mes dará un plus a sus cajas, ya que comentan que julio fue «raro» y «flojo», y no quieren ni recordar los meses anteriores. Los hoteles céntricos, después de meses en que la ocupación no era tan alta como de costumbre, llegaron al 100 % esta semana.

La gran afluencia de visitantes este mes se nota en las calles, pero los dueños de los establecimientos comerciales afirman que el turista ya no suele gastar tanto como antaño. En plena calle del Franco, Carlos Rodríguez, de A Cesta Tenda, cuenta con treinta años a sus espaldas en el negocio de productos gallegos selectos y resume su experiencia con «uno gasta lo que puede; si es un euro, bienvenido es». Apunta que las compras no son tan elevadas como antes, pero ahora también hay más competencia. «Santiago vive del turismo, debemos estar agradecidos al Apóstol», proclama. Carlos Rodríguez está de acuerdo con el diagnóstico general de hosteleros y comerciantes: «Agosto está siendo mucho mejor que julio».

.

José Antonio Valledor | Gerente de Casa Foguete

«En agosto se va llenando, pero no hay las colas de otros años»

El hostelero afirma que julio ha sido más relajado, pero no lo atribuye al tiempo

m. cuadrado ribadeo

Más de 25.000 personas pasaron en julio por las oficinas de turismo de Ribadeo, según el Concello, una cifra inferior a la del año pasado «debido ao tempo inestable de xullo». En el restaurante Casa Foguete, próximo a As Catedrais y uno de los clásicos de la zona (se fundó en 1935), no creen que el tiempo haya sido factor determinante: «Será la crisis, la incertidumbre... En julio, ni la mitad que otros años. Hemos tenido otros veranos con peor tiempo y mucha más gente. En nuestro restaurante, a las cuatro de la tarde hay mucha gente esperando para entrar a comer, y este año no. En agosto se va llenando, pero no ha habido las colas ni esperas de otros años y no se ha ido gente sin poder comer. En fines de semana sí, pero por semana no». Valledor ratifica el tirón de As Catedrais y, como el Concello, constata un aumento de grupos organizados: «Me han llamado muchos, pero no hemos podido atenderlos». Sin los agobios de veranos pasados, el hostelero asegura que «lo bueno es que la gente que viene pide mucho pescado, marisco... La gente no escatima».

.

Eva Carballo Núñez | Hemisferios Viajes

«Todos los días hay lista de espera para el catamarán»

El paseo por el Sil para descubrir la Ribeira Sacra es un gran reclamo turístico

c. andaluz ourense

Es, sin lugar a dudas, uno de los destinos preferidos por los turistas que quieren descubrir la Galicia de interior. La Ribeira Sacra se puede disfrutar de muchas maneras, pero la preferida es recorriendo las aguas del Sil. La empresa Hemisferios Viajes es la que organiza estas rutas por el río desde la orilla ourensana. Eva Carballo Núñez recibe a los visitante antes de la partida.

Asegura que cada vez son más las personas que eligen este lugar para pasar parte de sus vacaciones. «Todos los días hay listas de espera para el catamarán. Aunque es cierto que en años anteriores había más agobio de la gente», explica. Gallegos, portugueses, ingleses, franceses o italianos son las procedencias principales. Como curiosidad, relata que mucha gente viene atraída por el libro Todo esto te daré, de Dolores Redondo, que sitúa parte de su argumento en la Ribeira Sacra. Internet es, en este caso, la fuente que utiliza el viajero para conocer esta zona y hacerse con los billetes. «Además hay mucha gente que repite», explica Carballo.

Cancelar a última hora y esperar ofertas, tendencia en alza entre los turistas

.

En los hoteles de playa hay hasta un 50% de bajas de última hora. Hay quien reserva en tres semanas distintas

«La solución de hoy es el problema de mañana». Así define Francisco González la llegada de Internet al sector hotelero. Y lo explica: «Cuando salieron las plataformas de reservas por Internet pensamos que era nuestra salvación, porque llegábamos directamente al cliente, sin pasar por agencias o turoperadores». Pero todo tiene desventajas, y hay que aprender a vivir con ellas.

Otra forma de viajar

Varias reservas a la vez. Una tendencia creciente es reservar en tres o cuatro hoteles del mismo destino con antelación y, cuando se va acercando la fecha, cancelar las estancias. Los hoteles reaccionan a la caída de clientes bajando los precios, y esos mismos que anularon la reserva, la vuelven a solicitar. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El buen tiempo de agosto mejora las expectativas turísticas del verano gallego