«Nuestro hijo puede ser alérgico y nos da miedo»


pontevedra / la voz

Miguel González y su familia viven, desde hace casi dos semanas, pendientes de un árbol que está en medio de su aldea, San Martiño, en Caldas. No le sacan ojo al verde ejemplar, un nogal, desde que descubrieron «una especie de pelota de baloncesto» posada en él y se percataron de que lo que veían era un nido de velutinas. «Un vecino que tiene colmenas nos confirmó que era avispa asiática», indica. Entonces, se acordaron de un episodio ocurrido hace una década, cuando a su hijo, que tiene ahora veinte años, le picó una avispa del país. «Nos acordamos de que había estado mal, con fiebre, que lo habíamos llevado al médico y lo habían pinchado. Creemos que nuestro hijo puede ser alérgico y nos da miedo ese nido tan cerca de casa», indica Miguel. Llamaron a Protección Civil de Caldas, desde donde les remitieron al 012, y eso hicieron. Primero se las vieron con un contestador automático y luego les atendió un técnico. Les dijeron que remitían ya información al Concello de Caldas y que ya les llamarían. Pero el nido todavía sigue bien visible, a cincuenta metros de su casa. Dicen ellos que, como en casi todas aldeas, en San Martiño la mayoría de los vecinos son mayores. Y que están asustados: «La gente no se atreve ni siquiera a abrir las ventanas», indica Miguel. Colocaron unas botellas con un brebaje dentro y atraparon diez avispas. Pero, insiste Miguel, «hay muchísimas más».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Nuestro hijo puede ser alérgico y nos da miedo»