Los críticos de En Marea piden a EU y Podemos que se inscriban en el partido

Pretenden sumar fuerzas para imponer sus tesis en el plenario y en el Consello


santiago / la voz

En los tres plenarios que celebró hasta ahora En Marea, las fuerzas entre los dos sectores que dividen el partido estaban bastante igualadas, con una ligera ventaja a favor de Luís Villares, que logró de momento sacar adelante sus iniciativas por mucho que el margen fuese escaso o que se beneficiase de la ausencia de los críticos. A su favor estaban los miembros de Cerna, los independientes y un sector importante de Anova que lo apoya. En contra, el sector oficial de Anova, Compostela Aberta, Marea Atlántica y Ferrol en Común. Podemos y Esquerda Unida nunca participaron en el proceso, recelosos de mezclar sus siglas con las del partido instrumental. Es cierto que, como En Marea es un partido de adscripción individual, hay inscritos de EU y de Podemos que sí intervienen, pero no lo hacen en representación de la organización.

Los críticos de En Marea quieren seducirlos. De la misma forma que los dos partidos de ámbito estatal participan en la Mesa pola Confluencia, los promotores de este foro impulsado por el partido del alcalde de Santiago, Martiño Noriega, quieren que se inscriban en En Marea e intervengan de forma activa para revitalizar un proyecto que ahora, bajo la dirección de Luís Villares y con un protagonismo indiscutible de Cerna, los críticos consideran «esgotado». Esa llamada de atención figura en el documento redactado tras la segunda reunión de la Mesa, que se introduce con un apartado titulado A hora da responsabilidade: «Agora sería o tempo de saber se existe a posibilidade de relanzar En Marea como ferramenta para asentar as bases dunha unidade popular máis forte, con renovada capacidade de aglutinar vontades, e con vocación de que todas as partes se corresponsabilicen». Y por lo menos, el encuentro se cerró con ese compromiso, porque en las conclusiones finales se remarca que «as organizacións participantes da Mesa pola Confluencia comprométense a fomentar a participación nas eleccións para a renovación do Consello das Mareas e a esixir e, no seu caso, activar as vías para que isto suceda canto antes». A esas reuniones acudieron miembros de Anova, Compostela Aberta, Marea Atlántica y Ferrol en Común, pero también de Podemos y de EU, a cuyos militantes va dirigido especialmente ese mensaje.

La cuestión no es baladí. La suma de los votos de las fuerzas de ámbito estatal en el próximo plenario podría inclinar la balanza a favor de las tesis del sector crítico, adelantar las elecciones del Consello das Mareas e incluso hacerse con la mayoría de una dirección formada por 35 miembros de la que prácticamente desapareció el sector crítico por voluntad propia, con la excepción de Anova y de Compostela Aberta, cuyos representantes no dejaron de participar nunca y fueron, en más de una ocasión, el Pepito Grillo de dichas reuniones.

Reticencias

Otra cosa es que Podemos y Esquerda Unida acepten la invitación. Hasta ahora, sus dirigentes se mostraron reticentes, llegando incluso a esos inexplicables momentos en los que Carmen Santos o Eva Solla negaban ser de En Marea en actos en los que lucían detrás el logotipo del partido instrumental bajo cuyas siglas se habían presentado a las elecciones.

Las cuestiones identitarias marcaron las diferencias con los partidos estatales 

Además de contar en sus filas con inscritos que no están de acuerdo con las alianzas con los partidos nacionalistas, tanto Podemos como Esquerda Unida tienen que dar cuenta de sus decisiones a la dirección central en Madrid. Son dos motivos poderosos para no inscribirse en En Marea. Si bien el partido instrumental no se manifiesta como nacionalista, sino como un «proxecto nacional», lo cierto es que las cuestiones identitarias marcaron las principales brechas con sus socios gallegos, hasta el punto de romper en dos ocasiones con la disciplina de voto en el Parlamento de Galicia.

Los críticos de En Marea revocarán el Consello si no hay adelanto electoral

susana luaña

La Mesa pola Confluencia sostiene que el partido «non é valido tal e como existe agora»

La Mesa pola Confluencia, el espacio de debate lanzado por Compostela Aberta en el seno de En Marea, mantuvo este mes una segunda reunión en la que los críticos con la actual dirección insistieron en la necesidad de adelantar las elecciones internas del Consello das Mareas al entender que ahora mismo su proyecto está «esgotado politicamente» y que es necesario renovarlo cuanto antes y no esperar a la fecha oficial de enero, a cuatro meses de las elecciones municipales. Es más, la Mesa en la que están representados Anova, Podemos, EU, Marea Atlántica y Ferrol en Común, además de Compostela Aberta, subraya en las conclusiones del encuentro que «se finalmente o Consello das Mareas non activase a súa renovación de xeito inmediato, existirían motivos suficientes para procurar outras vías como as do revogatorio».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Los críticos de En Marea piden a EU y Podemos que se inscriban en el partido