«Si no denunciamos ahora, nadie buscará una solución»

Decenas de personas han acudido ya a comisaría después del accidente de O Marisquiño

Nuria Gil sufrió magulladuras en todo su cuerpo en el accidente
Nuria Gil sufrió magulladuras en todo su cuerpo en el accidente

Vigo / la voz

Decenas de afectados por el derrumbe del paseo durante el concierto de O Marisquiño han denunciado ya los hechos. El goteo de demandas no cesa una vez que el Juzgado de Instrucción número 3 de Vigo haya abierto diligencias por un presunto delito de lesiones imprudentes. Hasta el día de ayer fueron atendidas 467 personas, según los últimos datos aportados por la Consellería de Sanidade. Todavía permanecen ingresados cinco pacientes. Tres de ellos se encuentran en el hospital Álvaro Cunqueiro, una en Povisa y otra fue trasladada al Complejo Hospitalario Universitario de Santiago.

El gesto de cariño del Celta. el exjugador y actual delegado del primer equipo, Vlado Gudelj, y el segundo capitán y guardameta celeste Sergio Álvarez, se acercaron por la mañana al Álvaro Cunqueiro para dar ánimos a tres ingresados y regalarles camisetas
El gesto de cariño del Celta. el exjugador y actual delegado del primer equipo, Vlado Gudelj, y el segundo capitán y guardameta celeste Sergio Álvarez, se acercaron por la mañana al Álvaro Cunqueiro para dar ánimos a tres ingresados y regalarles camisetas

Varias personas aprovecharon el día festivo de ayer en Vigo para acercarse hasta la comisaría y dar cuenta de lo sucedido. Hay quienes reclaman por las pertenencias que perdieron en el accidente, otros por los daños sufridos y hay quien lo hace por el interés de que se depuren responsabilidades para que no vuelva a repetirse algo así.

«Vengo porque perdí mis gafas y ahora tengo que estar una semana sin ellas y la verdad es que es horrible, veo mal. Son 180 euros que me tengo que volver a gastar en una accidente que fue evitable», afirma Nuria Gil Abelairas, una joven de 20 años que se encontraba en la estructura cuando se desplomó. Todavía tiene frescas las heridas que se hizo cuando se fue abajo. Su cara, brazos y piernas están completamente magullados. «Cuando pude salir y vi que estaba sangrando por las piernas me puse fatal», recuerda. Unas lentes de sol graduadas es lo único que tiene para poder ver bien hasta que le entreguen las gafas nuevas. «En vez de echarse tanto la culpa mutuamente, deberían buscar una solución lo antes posible», añade.

Con unas gafas en la mano entró ayer Horacio Vecino en la comisaría de Vigo. Quedaron enganchadas en la camiseta de su hija Elena, que también formaba parte de la masa de jóvenes que se fue abajo. «Es para estar agradecidos que no haya pasado nada grave. Es un tema que se podía haber evitado. Hay que decir a los responsables que se dejen de tirar los trastos y que arreglen las cosas. Lo hemos pasado todos muy mal y ha sido una verdadera pena que hayamos llegado a esta situación», afirma. Su hija Elena resultó herida en un costado y ayer fue a presentar una denuncia porque se le rompió la pantalla del móvil. Lo peor fue el susto que se llevó. «Pensé que no iba a salir de allí», afirmaba ayer a las puertas de la comisaría.

Veraneantes

El suceso también cogió por sorpresa a algunos veraneantes. Las hermanas Celia y María Fernández pusieron ayer sendas denuncias en la comisaría viguesa. Estas sevillanas están pasando unos días de vacaciones en Vigo y era el primer concierto al que acudían. «Pudimos salir gracias a la gente que tiraba desde arriba. Si no denunciamos, nadie tomará medidas, nadie buscará una solución», afirma Celia. Su padre, Mario, vivió momentos de gran angustia cuando se enteró la noticia. Acudió a toda prisa a buscar a sus hijas y las llevó al hospital. Una sufrió un esguince y la otra se hizo daño en un pie, aunque no le diagnosticaron ninguna fractura.

Dos jóvenes hermanas sevillanas acompañadas de su padre presentaron auer una denuncia en la Comisaría de Vigo. El de O Marisquiño era el primer concierto al que iban. Ambas sufrieron lesiones en los pies cuando se cayó el paseo de madera
Dos jóvenes hermanas sevillanas acompañadas de su padre presentaron auer una denuncia en la Comisaría de Vigo. El de O Marisquiño era el primer concierto al que iban. Ambas sufrieron lesiones en los pies cuando se cayó el paseo de madera

«Alguien debería de haber pensado un poco más y no solo por tener un papel o no tenerlo, sino haber permitido meter a miles de personas pegando saltos», afirmaba ayer este sevillano. Asegura que acudió con sus hijas a presentar una denuncia porque «queremos hacerlo para que se depuren responsabilidades y lo que ha pasado no quede impune».

;
«Me caía gente encima, patinaba, mi pie quedó atascado» Habla una de las heridas tras el derrumbe del muelle en O Marisquiño
;
Los jóvenes que asistieron al Marisquiño: «Hubo momentos de pánico» La fortuna quiso que la marea estuviese baja. Las víctimas del siniestro piensan que, de lo contrario, sus vidas podrían haberse visto seriamente comprometidas porque hubieran quedado atrapados dentro del agua entre toneladas de maderas y hormigón.
;
Víctima en O Marisquiño: «Pensé que me moría como en el Madrid Arena» María Cores se recupera de las lesiones sufridas en sus pies tras caer en la zona más profunda del agujero que se abría en el paseo marítimo de As Avenidas de Vigo en la madrugada del domingo. Atrapada, fueron eternos los minutos hasta que salió.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Si no denunciamos ahora, nadie buscará una solución»