Un accidente con ciclistas cada dos días en Galicia

Tráfico contabiliza este año en Galicia 109 siniestros con implicación de bicicletas. Hubo 103 heridos. El único percance mortal ocurrió en junio en una carretera secundaria de Lugo

.

redacción / la voz

«Todavía hay muchos conductores que no respetan a los ciclistas». La frase es de uno de los dos jóvenes que el pasado día 6 fueron arrollados en una carretera de Valdoviño por un coche, cuyo conductor dio positivo en alcohol, que se incorporó de repente a la carretera justo cuando ellos pasaban en sus bicicletas. Son los dos últimos ejemplos en Galicia de la difícil convivencia entre vehículos a motor y ciclistas en las vías.

En los primeros siete meses del año se han producido en las carreteras gallegas 109 accidentes (uno cada dos días) en los que se han visto implicados ciclistas. En ese tiempo, Tráfico tiene contabilizados 103 cicloturistas heridos, de los que 14 han sufrido lesiones de gravedad que les han supuesto hospitalización. Estos últimos han sufrido el siniestro en vías interurbanas, es decir en carreteras convencionales en las que los ciclistas tienen que compartir la calzada con el resto de los vehículos. Los 89 lesionados restantes han sufrido heridas de menor consideración. A mediados de junio se produjo el único accidente mortal de Galicia con un ciclista implicado. Ocurrió en una carretera secundaria, muy estrecha y sin arcenes (LU-115), que comunica San Fiz con Mosteiro, en el municipio lucense de Outeiro de Rei. Aún no se sabe cómo se produjo el siniestro, pero lo cierto es que el ciclista, de 47 años, cayó de la bici y se golpeó la cabeza contra el cierre de hormigón de una vivienda.

El año pasado murieron en las carreteras y ciudades españolas 78 ciclistas. En Galicia hubo un muerto: un aficionado de 36 años que fue arrollado en Poio por un coche que realizaba un cambio de sentido. Pero hubo 211 ciclistas heridos (28 de gravedad) en los 190 accidentes con bicicletas registrados en las vías urbanas e interurbanas de Galicia en ese período de tiempo.

Los ciclistas forman parte, junto a peatones y motoristas, de los grupos que Tráfico define como vulnerables. Lo son porque su única carrocería es su cuerpo y porque la bicicleta es un vehículo muy débil frente a un coche o un camión. El propio director general de Tráfico, Pere Navarro, advertía recientemente sobre esa circunstancia al reflexionar sobre el riesgo en los adelantamientos a ciclistas: «En carretera el coche debe dejar metro y medio de separación lateral, pero no se dice nada de la velocidad, y creo que hay que frenar cuando ves a un ciclista. No se le puede adelantar a 100 por hora porque el rebufo lo puede derribar». Navarro sugería incluso añadir algún límite de velocidad concreto para adelantar a los ciclistas.

¿Cómo se adelanta correctamente a un ciclista? Se puede ocupar parte o todo el carril contrario, aunque haya que rebasar una línea continua, pero siempre que haya visibilidad y se deje 1,5 metros de separación con los ciclistas

Conscientes de los riesgos que corren estos deportistas en la carretera, tanto la Dirección General de Tráfico como las distintas administraciones con competencias viales, se han puesto a trabajar para ofrecer una mayor seguridad a los ciclistas. Las mejores, sin duda, las que plantean la construcción de carriles bici o sendas que de alguna forma separan su camino del resto de los vehículos. En esta materia, en Galicia es destacable el esfuerzo que están realizando la Consellería de Infraestruturas y las diputaciones provinciales, que están dotando a sus carreteras de espacios para ciclistas.

Por su parte, la DGT ha identificado una serie de tramos seguros que se han elaborado en colaboración con las asociaciones de ciclistas. En Galicia hay doce, tres por provincia, y se extienden a lo largo de casi 700 kilómetros de carreteras convencionales. En esos tramos, que Tráfico considera rutas ciclistas seguras, se intensifica la vigilancia de la Guardia Civil de Tráfico en días y horas concretos, en especial los fines de semana. Pese a todo, en cuatro de esos tramos se han producido accidentes con ciclistas implicados. Son dos en la provincia de Pontevedra, en las carreteras PO-308 y PO-552, y en la de A Coruña, AC-173 y AC-162. Precisamente, son las provincias de Pontevedra, con 47 accidentes, y A Coruña, con 36, las que presentan la mayor siniestralidad este año.

El objetivo a proteger son los ciclistas. Y los expertos en seguridad vial reclaman la máxima atención en la carretera a los conductores de los vehículos a motor, al tiempo que recuerdan que los ciclistas deben cumplir las normas de circulación igual que los demás usuarios de la vía.

Un colectivo vulnerable al que la ley concede máxima protección

j. m. pan
.

Estos son su derechos y sus obligaciones en la calzada

Los ciclistas son un colectivo muy vulnerable. En la carretera llevan siempre las de perder. La normativa está de su parte y les concede una protección especial frente a los vehículos de motor. Pero los ciclistas también tienen obligaciones que cumplir cuando salen a la carretera.

Adelantamientos

Metro y medio de separación. Los vehículos de motor deben dejar al menos un metro y medio de distancia de separación lateral cuando vayan a adelantar a ciclistas.

Línea continua

Se puede traspasar. Siempre que haya visibilidad y no vengan vehículos de frente, se puede adelantar a ciclistas en línea continua. En todo caso, nunca se puede poner en peligro a ciclistas que circulen en sentido contrario, incluso aunque circulen por el arcén.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Un accidente con ciclistas cada dos días en Galicia