El ADIF avala que el AVE tendrá energía eléctrica para iniciar las pruebas a finales del 2019

Acaba de encargar los proyectos para la línea de alta tensión que debe alimentar al nuevo eje ferroviario


redacción / la voz

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) acaba de sacar a contratación el proyecto para construir la subestación eléctrica de tracción de Portas y la línea eléctrica de alta tensión que debe alimentar a la nueva línea ferroviaria, uno de los pasos clave para que el AVE pueda operar en Galicia en el 2020 y que arrastra un retraso relevante. Fuentes del ADIF, no obstante, garantizaron ayer que este proyecto y las posteriores obras no ponen en peligro los plazos para poner en pruebas la infraestructura a finales del 2019, concretamente en el mes de diciembre. Hay que tener en cuenta que el proyecto, que aún no ha sido adjudicado, tiene nueve meses de plazo de ejecución y, después, aún habrá que tramitar las expropiaciones y ejecutar las obras de la subestación y de la línea de alta tensión. Todos estos factores generan preocupación respecto al cumplimiento de los plazos pactados en su momento entre la Xunta y el anterior Gobierno del PP, y que el actual Ejecutivo de Pedro Sánchez ha asumido como propios tras la reunión con el presidente de la Xunta.

Fuentes del administrador ferroviario, no obstante, explicaron que para el inicio de la fase de pruebas de la línea «no es necesaria la subestación de Portas, pues el suministro de energía se garantiza desde las otras dos subestaciones colaterales, Arbillera [en Pedralba, Zamora] y Amoeiro [Ourense, esta última compartida con el eje ferroviario Santiago-Ourense]».

Según el ADIF, «los plazos previstos para la finalización de las obras e inicio de la fase de pruebas en la línea no se ven afectados. Además, hay que tener en cuenta que los plazos de redacción del proyecto y posterior construcción de la subestación pueden ser mejorados por las ofertas concurrentes al proceso de licitación».

Hay que tener en cuenta que no hay una estimación de duración del período de pruebas y, por tanto, se desconoce la fecha de la puesta en servicio de la línea, que dependería en última instancia de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria y no del Ministerio de Fomento. La subestación de Portas y la línea de alta tensión que la conecta con la subestación de Conso (perteneciente a Red Eléctrica Española) sí sería necesaria para el momento en el que la línea esté ya en uso comercial, con todas sus frecuencias previstas en marcha.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El ADIF avala que el AVE tendrá energía eléctrica para iniciar las pruebas a finales del 2019