El conductor implicado en un accidente mortal en Verín triplicó la tasa de alcoholemia

La Voz OURENSE / LA VOZ

GALICIA

LUCÍA

El joven, que resultó ileso, está acusado de homicidio imprudente por la muerte de su acompañante

10 ago 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Hay algo más de cuarenta metros entre el borde de la N-532, la carretera que lleva desde Verín a Portugal, y el lugar donde detuvo su marcha, totalmente destrozado, el Mercedes C 220 que conducía un joven verinense de 26 años a las 3.50 de la madrugada del jueves. El estruendo despertó al vecino de un edificio próximo, a quien el conductor pidió una linterna, pues no veía a su amigo José Manuel Y. P., de 41 años, que lo acompañaba en el asiento del copiloto. Cuando llegó al lugar la hermana del fallecido ya se habían hecho cargo de la situación los servicios funerarios judiciales. El cadáver fue trasladado a un centro hospitalario, por razones de carácter legal, para incorporar la autopsia a las diligencias judiciales.

La gravedad del siniestro y el hecho de que el conductor diera positivo en la prueba de alcoholemia a la que fue sometido, con un resultado que se situó por encima del triple del máximo permitido, condujo a su detención por parte de la Guardia Civil de Tráfico de Verín. Pasó la noche privado de libertad.

Andrés L. A. pasó a disposición judicial unas horas después. A mediodía del jueves ya sabía que se le atribuía un delito contra la seguridad del tráfico, por conducir bajo los efectos del alcohol, y otro de homicidio imprudente, por la muerte del copiloto. La jueza le retiró el permiso de conducir y completó la relación de medidas cautelares con la exigencia de comparecencias personales los días 1 y 15 de cada mes en los juzgados de Verín.