Mario Otero: Un hostelero cuya fortuna siempre estuvo bajo sospecha

Instalado en Boiro desde hace tres décadas, hizo fortuna con un establecimiento. Muy conocido también por su vinculación al fútbol local


Ribeira / La Voz

Natural de Vilagarcía, Mario Otero se instaló en Boiro hace unas tres décadas e hizo fortuna con un establecimiento hostelero que durante toda la mañana de ayer y parte de la tarde estuvo custodiado por la Policía Nacional. El local funciona desde 1989 y tiene una clientela fija, pero en los mentideros de Boiro siempre estuvo bajo sospecha el origen de la fortuna del empresario.

No solo la rumorología ha vinculado la trayectoria de Otero a actividades ilícitas, también las fuerzas de seguridad lo han hecho en distintas ocasiones. El grupo del EDOA en la provincia de A Coruña y de la Udyco han recibido soplos en los últimos años que relacionarían al vilagarciano con el narcotráfico, pero, hasta ahora, los indicios recabados nunca habían tenido el peso suficiente para abrir diligencias contra él. En cuanto a que disfruta de una situación económica holgada, en Boiro se da por supuesto y se achaca a Otero cierto gusto por la ostentación, al comprar coches de alta gama y contar con distintas propiedades.

Es también muy conocido por su vinculación al fútbol local y fue vicepresidente del Boiro entre el 2010 y el 2014.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
51 votos
Comentarios

Mario Otero: Un hostelero cuya fortuna siempre estuvo bajo sospecha