Heitor Sardina, uno de los dos ciclistas accidentados: «Todavía hay muchos conductores que no respetan a los ciclistas»

Heitor Sardina está hospitalizado por las lesiones sufridas cuando circulaba en bicicleta y se le cruzó un turismo en la vía


Ferrol

La muerte de dos ciclistas arrollados por un coche en Tarragona hace tres días pudo haber tenido una réplica en el municipio de Valdoviño el pasado lunes. Dos jóvenes de Narón sufrieron un percance con un vehículo que, repentinamente, se cruzó en su camino sin darles tiempo a reaccionar, pero, por suerte, salieron con vida, aunque con lesiones de distinta consideración. Heitor Sardina Fernández, de 20 años, permanece ingresado en la planta de traumatología del hospital Arquitecto Marcide de Ferrol tras haber pasado por el quirófano horas después del accidente. Tiene la pierna derecha vendada desde la ingle al tobillo, por los múltiples cortes que presenta por todo el cuádriceps, la espinilla y la rodilla. Su amigo Álex Varela Dopico, de 19 años, corrió mayor suerte y solo se fracturó la base del pulgar derecho y, tras ser asistido en el hospital, convalece en su casa con el brazo vendado, deseando que no se confirme la posibilidad que le apuntó el cirujano de tener que ser sometido a una intervención quirúrgica dentro de unos días.

Álex Varela está en casa, a la espera de una intervención
Álex Varela está en casa, a la espera de una intervención

En principio, las lesiones de ambos no revisten gravedad, pero sí les causan dolor y truncan algún proyecto inmediato. Es el caso de Álex, que tuvo que suspender el viaje que tenía previsto iniciar hoy a Budapest con sus compañeros de la Universidade de Santiago, en la que cursa la carrera de Física.

En cuanto a Heitor Sardina, su futuro inmediato es un poco más incierto. Trabaja como camarero en un hotel de A Coruña, es miembro del club de piragüismo de Narón y desconoce cómo van a evolucionar sus lesiones, aunque ya está convencido de que tendrá que someterse a rehabilitación.

En su cama del Marcide, ayer por la mañana, se mostraba muy dolorido y magullado. De hecho, para hacer esta entrevista hubo que esperar a que los calmantes que le acababan de administrar hicieran efecto. «Creí que las consecuencias iban a ser peores, porque yo di una vuelta de campana sobre el coche y mi compañero, que iba detrás, chocó en seco contra el lateral. No nos dio tiempo a nada», explica, añadiendo que circulaban por la carretera de Narón a Valdoviño cuando vieron un coche que procedía de una pista y estaba parado en el arcén para incorporarse a la vía principal. «Creímos que estaba esperando a que pasáramos, pero cuando nos encontrábamos a muy poca distancia -Álex estima que serían cinco o seis metros- arrancó. No se si no nos vio o cómo fue la cosa, pero no nos dio tiempo a separarnos», rememora Heitor.

Añade que en ese momento sintió, además de un gran dolor, «mucha rabia y frustración, en el plan de ‘nos ha fastidiado’. La gente tiene que concienciarse más, porque por mucho que se diga, todavía hay muchos conductores que no respetan a los ciclistas». A su modo de ver, los graves sucesos de los últimos tiempos han despertado una mayor sensibilización, tanto en los ciclistas como en los conductores de vehículos a motor, algo que dice notar en los adelantamientos, pero todavía queda mucho que mejorar. «Hay que fijarse dos veces antes de hacer maniobras en la carretera», apostilla.

Otro de los problemas que apunta es el mal estado de las carreteras, y sobre todo de los arcenes. «Están llenos de tierra, piedras, polvo y gravilla, y algunos tramos se interrumpen para aparcar los coches, lo que obliga a los ciclistas a meterse a la carretera y, obviamente, si no hay mucho espacio, los coches tienen que esperar detrás, aunque muchas veces no lo hacen». El del pasado lunes no fue el primer percance de Heitor con la bicicleta, porque hace un par de años ya sufrió una caída al ser golpeado por un coche que se saltó un semáforo en rojo en O Alto do Castaño, en Narón. A pesar de ello, asegura que seguirá pedaleando, porque el ciclismo es su afición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Heitor Sardina, uno de los dos ciclistas accidentados: «Todavía hay muchos conductores que no respetan a los ciclistas»