Pontevedra se consolida como puerta de entrada de la heroína al mercado portugués

El Ministerio del Interior constata el alarmante aumento de aprehensiones


Pontevedra / La voz

El pasado año se intervinieron en España un total de 524 kilos de heroína, más del doble de lo que se había incautado en todo el 2016. Si ya de por sí esto es preocupante, la situación se agrava si se tiene en cuenta, según refiere un informe de Interior, que «en la última década las aprehensiones nunca habían superado los trescientos kilos».

Desde Interior remarcan que este incremento «ha venido marcado por dos actuaciones» muy concretas. Por un lado, el decomiso de 264 kilos en el puerto de Barcelona y, por otro, la intervención de otros 64 kilos en Caldas de Reis. Esta última, según precisaron fuentes policiales, pone de manifiesto que las Rías Baixas, y más concretamente la provincia de Pontevedra, se ha consolidado como puerta de entrada de la heroína en el mercado portugués.

Y es que, al contrario de lo que podrían indicar este incremento en la cifra de decomisos, la Administración sostiene que «no se aprecian indicios de aumento de consumo en nuestro país, permaneciendo estables las denuncias por tenencia o consumo en vías públicas, así como las incautaciones y detenciones asociadas al pequeño tráfico». De este modo, se cree que el crecimiento de los grandes alijos está asociado con su exportación posterior a otros entornos, como puede ser el mercado luso.

La cocaína

En cuanto a la cocaína, el Sur y el Mediterráneo parecen haber desplazado al litoral gallego como principal puerta de entrada de esta droga, ya no solo en España, sino en Europa. El pasado año se incautaron cerca de 41 toneladas -40.960 kilos-, de las que 19,3 fueron decomisadas en puertos: «La mayor parte de las intervenciones se han concentrado en los puertos de Algeciras y Valencia», recoge el documento de Interior, en el que también se alude a que «destacan las provincias de Cádiz, Valencia y Las Palmas como las de mayor cantidad aprehendida de esta droga».

Lo que no varía son los métodos de transporte de los narcotraficantes. Esto es, contenedores en mercantes, alijos en pesqueros o embarcaciones deportivas, correos humanos o mulas, y envíos postales. Lo cierto es que «España, junto con Bélgica y Países Bajos, son los países europeos que incautan mayor cantidad de cocaína, posiblemente propiciado por el intenso tráfico marítimo que los principales puertos de estos países mantienen con el continente americano».

Significativo, en este sentido, es el hecho de que, tal y como recoge el recientemente publicado Informe Europeo sobre Drogas 2018, elaborado por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, «con incautaciones de alrededor de treinta toneladas de cocaína, lo que representa el 43 % del total estimado en la UE en el 2016, Bélgica desplazó a España -15,6 toneladas- como el país que registró el mayor número de incautaciones anuales de esta droga».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Pontevedra se consolida como puerta de entrada de la heroína al mercado portugués