Gran parte de Galicia superará los 35 grados durante la última jornada de ola de calor

A partir de mañaña el aire marítimo provocará un brusco descenso de las temperaturas


redacción / la voz

La ola de calor está consumiendo sus últimas horas en Galicia. Pero el aire cálido africano no se despedirá sin exprimir un poco más a los gallegos, provocando un nuevo ascenso de las temperaturas. Los avisos amarillos por valores de hasta 39 grados cubren hoy todo el interior de la comunidad y la costa sur, mientras que las alertas por registros que podrían llegar o superar los 42 grados se mantienen en el sur de Ourense y Pontevedra, e incluso en toda la provincia de A Coruña. La calima comienza a disiparse y eso aumentará la radiación solar. Solo A Mariña volverá a quedar al margen del intenso calor. Ayer, el registro más alto en Burela o Viveiro no superó los 19 grados.

Desde el 2 de agosto los servicios de emergencia tuvieron que atender un total de 33 personas por síntomas relacionados con el calor. Ayer un bombero tuvo que ser atendido por un golpe de calor mientras trataba de apagar un fuego en un pajar de la localidad pontevedresa de Tomiño. En Baiona también se declaró un incendio a última hora de la tarde en la parroquia de Baredo.

Registros de récord

El actual episodio de temperaturas extremas ya ha dejado varias cifras de récord. Los números ponen de manifiesto por tanto que este calor no se parece al de toda la vida, como se dice muchas veces. La estación meteorológica situada en la Facultade de Xeografía e Historia en Santiago registró dos marcas históricas: 39,2 grados de máxima y 23,1 de mínima. Aunque mucho más elevados han sido los valores nocturnos en las Rías Baixas, como en Vigo, donde no descendió en ningún momento de los 30 grados. En el resto de España, el récord más destacado se alcanzó en Badajoz, donde el mercurio subió hasta los 46 grados.

Cambio de tiempo

Mañana, los vientos del oeste traerán un descenso brusco del mercurio, especialmente en las provincias atlánticas, donde se formarán nubes bajas y nieblas. El termómetro en zonas como en Vigo o Pontevedra se desplomará hasta diez grados. El martes el aire más fresco también alcanzará las provincias de Lugo y Ourense, mientras que las lluvias llegarán a la mitad norte. En pocos días Galicia pasará de temperaturas muy altas incluso en verano a bajas para la época del año.

Quejas en Pontevedra: «Si los que estamos sanos lo sufrimos, imagina los enfermos»

c. barral

Las quejas de familiares de pacientes y trabajadores sanitarios por las altas temperaturas que se registran en el Hospital Provincial de Pontevedra no son nuevas. El malestar se repite cada verano por la falta de aire acondicionado en un edificio que, aunque fue objeto de muchas ampliaciones y reformas posteriores, es de 1897. Este comienzo de agosto con ola de calor ha disparado, eso sí, la indignación de los usuarios. Manuel Casal, vecino de Moraña, tiene desde el 1 de agosto ingresada a su madre, de 80 años, por un problema de riñón. Tras varias jornadas soportando en la habitación que comparte su progenitora con otra paciente temperaturas de 32 grados, este sábado se decidió a hacer una denuncia pública.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Gran parte de Galicia superará los 35 grados durante la última jornada de ola de calor