Catorce personas tuvieron que ser atendidas en Galicia por la ola de calor

Sanidade recomienda beber sin esperar a tener sed, reducir la actividad física y no utilizar protección inferior al factor 15

Gente aprovisionándose de agua en las fuentes de Santiago de Compostela
Gente aprovisionándose de agua en las fuentes de Santiago de Compostela

Santiago / La Voz

Desde el jueves, momento en el que se activó la prealerta por la ola de calor, y hasta ayer a las siete de la tarde, los servicios sanitarios atendieron a catorce personas en Galicia por síntomas relacionados con las altas temperaturas. No se trata estrictamente de golpes de calor, sino de distintas problemáticas derivadas de la situación climática, y ninguno de los atendidos tuvo que ser ingresado.

En algunos casos los afectados acudieron a los centros de salud, en otros a puntos de atención continuada y en otros a los hospitales directamente, pero en ningún caso se requirió ingreso. En cuanto a las urgencias, no se detectó un aumento considerable de las mismas para esta época del año. Así lo manifestaron desde el complejo hospitalario de Pontevedra e incluso desde el CHUO, en donde recuerdan que no hubo ningún golpe de calor. Sí es cierto que el calor puede estar detrás de casos de mayores con enfermedades crónicas que se descompensan y empeoran sus dolencias de base.

En el Chuac atendieron el jueves a seis personas por sospecha de golpe de calor pero ninguna necesitó ingreso, y en el PAC de Betanzos otro paciente requirió atención. Pese a que de momento la ola de calor no ha tenido consecuencias dramáticas todas las precauciones son pocas, sobre todo porque las altas temperaturas aún se mantendrán.

Las recomendaciones que todos los años publica la Consellería de Sanidade insisten en reducir la exposición solar durante las peores horas del días y en mantenerse hidratado. Por ejemplo, es importante beber agua o zumos de fruta aunque no se tenga sed, y tener un cuidado especial con los mayores y los niños, ya que no detectan tanto esta sensación de deshidratación.

Además de llevar un calzado cómodo y que transpire, también la ropa debe adecuarse a las altas temperaturas, con colores claros, y tejido naturales y holgados. No quedarse dormido tomando el sol ni dejar a personas mayores, niños o animales en vehículos estacionados, son otras de las directrices que apunta la Consellería. Cerrar persianas y ventanas por el día y abrirlas por la noche, refrescarse con duchas de agua templada, reducir la actividad física y usar protección solar superior a quince son también medidas a tener en cuenta.  

Hasta mañana

Aunque mañana habrá un ligero descenso de las temperaturas, la Xunta asegura que probablemente se mantengan los avisos de alerta que este viernes llegaron a 39 concellos gallegos, a los que se suman otros 12 en prealerta. En esta cuarentena de ayuntamientos no se salvan los de la costa, ya que aparecen algunos como Carnota, Cee, A Pobra, Rianxo, Tui, Vilagarcía de Arousa o Baiona, además de otros de interior como Lobios, Cortegada o Vilamartín de Valdeorras.

Con información de Rosa Domínguez, Cristina Barral y Fina Ulloa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Catorce personas tuvieron que ser atendidas en Galicia por la ola de calor