Rosa Fontaíña: «Los hombres que agreden son más cobardes»

Los juzgados «empiezan a hacer un poco de caso», pero la Justicia debe ser creíble, asegura la coordinadora de Rede de Mulleres Contra os Malos Tratos

l. l.
redacción / la voz

Poca justicia y muchos prejuicios. Estos son los principales problemas para Rosa Fontaíña. Una justicia «inadecuadamente aplicada» y «no creíble». Unos prejuicios sociales que reconoce que «no permiten avanzar» y se mantienen estancados. Ambos conceptos, para la coordinadora da Rede de Mulleres Contra os Malos Tratos de Vigo, van de la mano: «Mientras no se acaben estos prejuicios y no se hagan juicios justos, las mujeres no se van a exponer a cosas que no van a tener resultados».

En febrero, Vigo ponía a disposición de las mujeres un autobús nocturno. Su cometido no es otro que dejarlas seguras a altas horas de la noche en sus respectivos domicilios. La ciudad gallega se convertía en la pionera. La coordinadora de la asociación califica esta medida como «buena», pero reconoce que todavía es muy pronto para poder constatar menos agresiones. Todas las mujeres deberían tener las «mismas oportunidades», asegura Rosa Fontaíña, y, como tal, una ampliación del trayecto del bus nocturno a la zona metropolitana de la ciudad ayudaría a las jóvenes que viven más lejos y que se enfrentan a mayores peligros.

«Los hombres que agreden son más cobardes, son mejor en manada», constata a modo de crítica. Las agresiones lejos están de ser casuales. Son premeditadas, realizadas por «hombres que salen y saben qué va a hacer la chica, a dónde va... y que están acostumbrados a hacerlo». El reforzamiento de los servicios en las zonas más peligrosas y perjudiciales de la ciudad podría ser otra forma de evitar estas agresiones, afirma.

«Ahora, las mujeres denuncian, deben hacerlo, y los juzgados empiezan a hacer un poco de caso», dice Fontaíña, comparando la situación actual con la de años atrás. Para no tener que verse en la tesitura de denunciar, el problema se tendría que atajar mucho antes: «Mientras que los hombres consideren a las mujeres un objeto a utilizar como a ellos les parece, no habrá solución».

Ante la violencia es necesaria una respuesta. Cada vez son más las jóvenes que solicitan a la asociación de Vigo que se lleven a cabo cursos de defensa personal, que parecen estar dando bastante buen resultado. Esos conocimientos permiten a las mujeres defenderse y, por tanto, sentirse más seguras. «Estoy en contra de la agresividad -reconoce-, pero si nadie pone solución, estoy de acuerdo en que aprendan a defenderse». Una sociedad civilizada parece, por ahora, una utopía.

Dieciséis víctimas al día por violencia machista en Galicia

josé manuel pan
Concentración en Pontevedra
Concentración en Pontevedra

Más de 3.200 mujeres están bajo protección policial. El año pasado se pusieron cerca de 6.500 denuncias

El dato es muy preocupante. En este momento hay en Galicia 3.239 mujeres que se encuentran bajo protección policial porque tienen su vida amenazada por sus parejas o exparejas. Son mujeres que han sufrido algún episodio de agresión física o psíquica por parte de la persona con la que conviven o convivían hasta que todo se rompió. Es la lacra machista de la que hablan los expertos, la misma que se ha cobrado ya la vida de casi mil mujeres en España desde el 2003, cuando empezaron a contabilizarse estos casos. En ese tiempo, en Galicia fueron asesinadas 57 mujeres, la mayoría (32) por sus maridos o novios. El resto murieron a manos de hombres de los que ya se habían separado.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rosa Fontaíña: «Los hombres que agreden son más cobardes»