¿De qué se mueren tus vecinos?

Además de la edad, nuestros hábitos de vida tienen un impacto directo en la causa de muerte. El motivo mayoritario en los concellos gallegos está relacionado con las enfermedades del corazón y los tumores

El número va cada vez a más por el progresivo envejecimiento de la población, pero hace varios años que en Galicia mueren unas 30.000 personas antes de celebrar la Nochevieja. El análisis de La Voz de Galicia al listado de fallecidos en la comunidad, facilitado por el Instituto Nacional de Estadística, refleja que 9.971 gallegos perecieron por enfermedades del sistema circulatorio tras sufrir infartos, embolias, aneurismas o paros cardíacos. Fue la principal causa, seguida por los tumores, en el 2016, el último con datos definitivos.

«El patrón se reproduce en Galicia, es muy parecido al del resto de España y países occidentales», responde Alberto Ruano, profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública en la USC, desde Estados Unidos, donde investiga con una beca del programa Fulbright. Hay ocasiones en las que el código postal afecta a la principal causa de muerte de los habitantes en esa zona. Un ejemplo de ello se da en provincias como Burgos y Palencia, donde aumenta el riesgo de morir por cáncer de estómago debido, según los expertos del Centro Nacional de Epidemiología, al elevado consumo de embutidos y otros productos procesados. No es el caso de Galicia, donde hay cierta homogeneidad en la principal causa de muerte de sus habitantes. 

El siguiente mapa muestra el principal motivo de mortalidad entre las 20 categorías diferentes que conforman los grandes grupos de causas. En él figuran 56 concellos, aquellos con más de 10.000 habitantes, ya que el INE no identifica el lugar de residencia de los fallecidos en municipios con menor población por la ley de secreto estadístico. Pese a la ausencia del resto de ayuntamientos, la población en los concellos representados supone el 70 % del total y el número de fallecidos supera el 79 % de Galicia.

Hay también un listado detallado de causas, donde se desglosan los veinte grandes grupos en más de 11.700 tipos. Se recogen así motivos como la disentería, la peste bubónica o, incluso, el de consumir un líquido erróneo en una infusión. La causa más repetida en Galicia dentro de este listado es la demencia, en la categoría de trastornos mentales y del comportamiento que, sin embargo, es uno de los grupos con menor número de fallecidos. El grupo de tumores recoge más de 850 tipos en el listado detallado de causas, por lo que no siempre figura como el motivo principal

La edad avanzada de la población gallega, que en lo que va de siglo ha aumentado su esperanza de vida en tres años hasta los 83 de media, contribuye a que la demencia sea el más repetido en los ayuntamientos de la comunidad. Este mapa muestra la principal causa detallada de entre los más de 1.200 diferentes que se dieron en Galicia durante el 2016.

La segunda causa detallada es el tumor de pulmón o bronquios. «Las mujeres en España empezaron a fumar más tarde que en otros países y ya se observa que el cáncer de pulmón va en aumento. En los últimos diez años ya se ha duplicado, mientras que entre hombres se ha ido estancando», explica Ruano. «El tabaco también es causante de otros tumores», advierte el investigador, que recomienda «políticas más efectivas» para reducir su consumo como la aplicación de impuestos para lograr un impacto directo en el consumo.

El epidemiólogo gallego señala que hay «cuatro determinantes de salud claves»: la biología humana, la asistencia sanitaria, el medioambiente y el estilo de vida. «Cada uno tiene un peso, pero el más importante hoy es el estilo de vida», subraya, especialmente en una sociedad donde el consumo de tabaco y el sedentarismo crecen. «Hay un aumento en el sobrepeso, tanto en edad infantil como en la adulta, y eso puede significar un mayor riesgo de muerte», apunta. 

El factor de la edad

Entre los 15 y los 40 años, la mayoría de fallecidos murió por causas externas, como accidentes de tráfico, caídas o traumatismos. Hasta cumplir los ochenta, los gallegos de mediana edad suelen hacerlo por tumores. A partir de entonces, predominan enfermedades relacionadas con el aparato circulatorio. «Hay un sesgo de supervivencia con la edad. Sigue habiendo riesgo de sufrir un tumor, pero es mayor en otras patologías», añade Ruano. 

Tumores como el colorrectal o mama, que no suelen tener un origen ambiental (es decir, los que no guardan relación con el tabaco, la contaminación o la exposición al sol), cuentan con programas de cribado para la detección precoz. «En torno a los 70 años, lo normal es que deje de haber este cribado; la probabilidad a edades tardías es menor, aunque sigue existiendo riesgo», insiste el profesor.

Recomendaciones contra el cáncer 

El Foro Mundial para la Investigación del Cáncer (WCRF, por sus siglas en inglés) publicó este verano su tercer informe de expertos con nuevos hallazgos y recomendaciones para la prevención de la enfermedad. «Es un paquete de modelos de vida que, juntos, tienen un impacto enorme en el desarrollo del cáncer y otras dolencias crónicas», describe el profesor Martin Wiseman, asesor del organismo. La guía resultante es un informe que supera las 12.000 páginas, aunque el Foro Mundial resume con varios gráficos las principales conclusiones tras elaborar cientos de estudios de cohorte con pacientes a nivel global. 

La más simple pasa por no fumar y evitar la exposición al tabaco y al exceso de sol para reducir el riesgo de cáncer. Y va más allá, el WCRF advierte de que, para mayor prevención, lo mejor es no consumir una sola gota de alcohol. También recomienda mantenerse en un peso saludable, mantenerse físicamente activo y estar más tiempo caminando y menos sentado. 

En cuanto a la comida, el informe aconseja que los cereales, verduras y frutas supongan una parte mayoritaria en la dieta; limitar la comida rápida y otros alimentos ricos en grasas, almidones y azúcares, además de la carne roja y procesada. 

Otras claves pasan por no confiar en suplementos alimenticios como vitaminas, sino cubrir esas necesidades con alimentos; o, amamantar al bebé, «que es bueno tanto para el niño como para la madre».

Las recomendaciones chocan con los hábitos de salud de los gallegos. La obesidad afecta en la comunidad al 39 % de la población, mientras que un 17,3 % reconocen beber alcohol cada día, según la Encuesta Nacional de Salud.

Metodología del reportaje

El artículo parte de una petición de información al Instituto Nacional de Estadística, tras firmar un acuerdo de confidencialidad con el departamento donde se exponen los motivos de la solicitud. El INE envía un fichero de microdatos con cada uno de fallecidos en 2016 en España. De las líneas codificadas del archivo se extrae la información tras hallar sus equivalencias con el diseño de registro del fichero anonimizado de defunciones y la lista reducida de causas de muerte CIE-10. 

Votación
43 votos
Comentarios

¿De qué se mueren tus vecinos?