Jesús Vázquez: «No sé de nadie que se haya quedado sin tratamiento por motivos económicos»

«Galicia es de los territorios que tienen un equilibrio en la formación inicial y de especialidad posterior», dice el conselleiro de Sanidade


santiago / la voz

No hay pediatras suficientes. Ni médicos de familia. Lo reconoce el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, en un verano en el que han tenido que reorganizar la asistencia pediátrica por falta de profesionales. El mismo verano en el que se ha puesto en marcha la primera carrera profesional ordinaria de la historia de la sanidad gallega.

-Define este acuerdo, que ha tardado ocho años en llegar, como histórico.

-Digamos que las especiales dificultades económicas que hubo a nivel de toda Europa hicieron que tuviéramos que retrasar este paso. Sabemos que este es un servicio que depende mucho del trato humano y ellos lo han hecho durante todos estos años sin tener esa valoración de la carrera profesional. Que al final vamos a valorarle los méritos, no es que se de un incentivo económico, si no que es la valoración de todos sus medios, de todas sus actividades del día a día, de asistencia, de investigación, de formación, que van a verse representadas a través de los grados de carrera profesional.

-El acuerdo incluye a los interinos. Su objetivo es reducir la eventualidad al 5 %. ¿Se puede?

-Nunca es fácil. Eventuales tiene que haber en el Sergas porque nosotros somos el servicio público que cubre prácticamente cualquier ausencia, porque necesita el personal, con lo cual dos o tres días libres que pide el profesional, en muchas ocasiones los cubrimos. Tiene que existir, pero queremos dejarlo en ese porcentaje. Estamos haciendo ofertas de empleo todos los años y queremos llegar con unas cifras al año 2020 de 5.000 plazas.

-El personal denuncia que hay profesionales que han firmado 500 contratos, o por unas horas... ¿No puede desaparecer este modelo?

-Hay cosas que entendemos que no deben hacerse. Si se hicieron en el pasado... Yo, 500 contratos no sé si será una vida laboral de una persona.

-Once años. Pero son 500 contratos.

-Aquí tenemos dos formas de acceder al trabajo. Uno es la oposición y buscar el ser propietario y otro que es el carácter eventual, incluso hay dos listas de contratación, y así está aprobado y apoyado por los sindicatos, establecemos dos vías paralelas. Evidentemente no se trata de encadenar contratos uno sobre otro, pero sí de cubrir necesidades respetando derechos de descanso. A nosotros nos gusta el modelo y por eso estamos primando la estabilización.

-Después está el déficit de médicos. ¿Hay que resignarse?

-Tenemos un muy buen modelo de atención primaria y atención pediátrica en atención primaria, Lo defendemos y lo que tenemos es que ajustarlo según necesidades. ¿Qué ocurre? Tenemos más médicos y sin embargo tenemos menos niños, así que hay una dispersión, con lo cual la atención se complica. Hemos incrementado la edad de jubilación a los 68 años y es posible que lo mantengamos hasta los 70. Es voluntario y está funcionando bien. Hemos incrementado el número de médicos en formación, este año hemos propuesto 404. Hemos pedido también más acreditaciones. En pediatría estamos al 100 % desde hace años. Como hay paro cero lo que hacemos es redistribuir los profesionales en centros que como mínimo tengan dos pediatras, para que así haya continuidad asistencial, que tengan más de 600 tarjetas por médico y así conseguimos que trabaje más horas atendiendo a niños en vez de perderlas en la carretera.

-Hay todos los años un pulso entre USC y consellería sobre el número de plazas de Medicina.

-La Facultad de Medicina lo que dice es que por la crisis no ha podido sacar plazas suficientes. Desde Sanidad se le está apoyando para crear plazas de profesor asociado para precisamente mejorar la calidad de la asistencia y la formación. Galicia es de los territorios españoles que tiene un equilibrio entre la formación inicial y de especialidad posterior. Eso es un equilibrio que hay que mantener.

-El Gobierno ha anunciado el fin del copago sanitario.

-Ya con el anterior ministerio hablamos de que el copago debíamos modularlo con los pensionistas. Pero también nos vino a ayudar a hacer una priorización y una ayuda por parte del ciudadano a la sostenibilidad del sistema. No conozco ningún caso de alguien que no haya tomado un tratamiento por motivos económicos. Era un efecto no recaudatorio y sí disuasorio. Sí es cierto que en el caso de pensionistas habría que modificar esos tramos.

-El jefe de trasplante abdominal del CHUS testificó que el Sergas estableció criterios arbitrarios para administrar el nuevo tratamiento contra la hepatitis C.

-Galicia ha dado un ejemplo del tratamiento a los pacientes con hepatitis C. Tratamos a más de 6.000 pacientes, hemos desarrollado un planteamiento cuando la mayor parte de los medicamentos nuevos no estaban aprobados a nivel nacional. Lo que había en esa comisión eran los mejores profesionales del sistema. No había ningún economista. Ninguna decisión se tomó por motivos económicos. En los pocos casos en los que la comisión denegó, denegó por motivos de seguridad, porque darle el tratamiento era más grave que la propia enfermedad. Por eso es por lo que tienen que velar todos los profesionales y es como lo hacen en nuestro sistema sanitario. Por lo tanto, Galicia, con una curación del 97 %, está muy orgullosa de como hizo el tratamiento a todos esos pacientes.

-También se investiga el Psiquiátrico de Conxo. ¿Se han vulnerado derechos de los internos?

-Evidentemente, no. Yo creo que ha habido una distorsión y estamos alegando. No significa que no queramos seguir mejorando, pero en el psiquiátrico de Conxo hay grandes profesionales. Hay pacientes que llevan tiempo ingresados porque tienen dificultad de inserción. Se trata de que vuelvan a la sociedad en las mejores condiciones.

«En la comisión

[de la hepatitis C] eran los mejores profesionales. No había economistas»

«Eventuales tiene que haber porque somos un servicio que cubre casi cualquier ausencia»

«En lista de espera estamos en cifras que empezamos a decir óptimas, pero no vamos a parar»

La Consellería de Sanidade está aplicando nuevos sistemas para la compra de medicamentos.

-Está por ejemplo el pago por tratamiento. Se llegó al acuerdo de que se pagaba siempre ocho semanas, y si eran doce era una responsabilidad del laboratorio. El Consello de Contas nos dice que hacemos modificaciones. ¿Cómo no vamos a hacerlas si en abril se aprueban los nuevos medicamentos que no estaban presupuestados porque no existían? ¿No vamos a darles a nuestros pacientes? En el Sergas se da siempre el mejor tratamiento posible, independientemente del coste económico, por eso tenemos que hacer modificaciones presupuestarias.

-Ese informe dice que se compran fármacos cuyo precio difiere un 800 %.

-Puede haber algún caso anecdótico. De hecho, desde hace un tiempo hacemos una compra centralizada para que no haya diferencias. También sacamos una nueva modalidad que es el pago por resultados. Si el medicamento no da el resultado que se marca previamente, este medicamento no lo pagamos. Es decir, si se fija que se aumenta la esperanza de vida de este paciente en 3 meses, por decir algo, y si el paciente tiene una calidad de supervivencia superior a la que se establecía por el tipo de enfermedad, pagamos el medicamento. Si no, el laboratorio corre con el riesgo.

-La demora en la atención ha caído, según sus últimos datos.

-Ahora estamos en el top 4 en espera quirúrgica y hemos bajado por primera vez de 60 días desde que hay registros. Pero además hay 108 patologías graves, que tienen un seguro para cualquier ciudadano que tenga que ser operado antes de 60 días. Marcamos que las prioridades 1, en menos de 15 días están operados y lo estamos cumpliendo. Ya se han beneficiado más de 21.000 pacientes, en los escasos meses que llevamos trabajando y todo lo hemos resuelto en hospitales del Sergas. Estamos en cifras que ya empezamos a decir que óptimas, pero no nos vamos a parar y vamos a tratar de seguir disminuyendo, También estamos creando un protocolo de entrada en lista de espera para todos los gallegos igual, que no haya variabilidad de un hospital a otro. Lo tenemos ya en cataratas, prótesis de rodilla y de cadera, No solo es el número de intervenciones la calidad, que se da por hecho, sino también que la accesibilidad sea la misma para todos, que haya equidad en el sistema.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Jesús Vázquez: «No sé de nadie que se haya quedado sin tratamiento por motivos económicos»