Cae en Colombia el narco acusado de descargar la coca de Miñanco en Galicia

Pérez Rivas se fugó el mismo día que arrestaron al cambadés en la operación Mito


vigo / la voz

A Francisco Javier Pérez Rivas, Fran (Ribeira, 1975), se lo tragó la tierra el 5 de febrero. Era uno más de los 32 objetivos policiales que sí cayeron esa jornada, en el marco de la operación Mito, bajo la acusación de trabajar para la organización de narcotráfico presuntamente liderada por José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco (Cambados, 1955). Pero el barbanzano dio esquinazo a los agentes y nunca más se supo de él hasta ayer, que trascendió su detención en Colombia, concretamente en la ciudad caribeña de Cartagena de Indias. El arresto se materializó entre el martes y el miércoles, y el jueves por la tarde, hora española, fue trasladado a Bogotá, aunque su regreso a España no se prevé que sea inmediato.

Lo que no ha trascendido aún es si la detención estuvo precedida de una larga investigación o respondió a la inmediatez de un soplo. Las fuentes consultadas aseguran que lo más posible es que fuese identificado por algún señalamiento de Interpol. El papel exacto que se atribuye a Pérez Rivas en la organización de Miñanco evidencia una posición relevante del barbanzano, que acumula numerosos antecedentes por tráfico de drogas en su comarca natal. «Era la persona encargada de organizar las descargas de la coca sudamericana en Galicia, la parte más difícil: recibir la mercancía en alta mar y llevarla a tierra para esconderla», explican en la Policía Nacional.

Amistades carcelarias

Basta con revisar su ficha policial para darse cuenta de que la cocaína es la mercancía con la que más le gustó traficar: detenido unas nueve veces, tres de ellas por narcotráfico, está condenado en firme por esta actividad criminal y tiene pendientes al menos otras dos grandes causas (operación Globos, del 2016, y operación Mito, en el 2018). Fue precisamente durante la Globos cuando se constató el salto de Pérez Rivas en el escalafón del narcotráfico gallego. Sus antecedentes lo situaban como un narco de nivel medio que no pasaba de mover varias decenas de kilos como mucho. «Su estancia en Teixeiro le dio las amistades que necesitaba», explica un agente que lo conoce bien. La prueba definitiva de su ascenso llegó el 4 de mayo del 2016, en la AC-550 a su paso por Porto do Son.

Las diligencias de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) hablan por sí solas: «Fran fue identificado por la Guardia Civil en un control rutinario de carretera en Porto do Son a las 4.00 horas a bordo del vehículo Seat Toledo, 8103-HXP, en compañía del conocido narcotraficante Sito Miñanco, el cual se encuentra actualmente cumpliendo condena en Algeciras». En ese momento, Pérez Rivas estaba, al parecer, intentando introducir un importante alijo desde Colombia que, pese a los esfuerzos, nunca llegó a cuajar. Por eso la Udyco añade: «O bien están volcados en distribuir una droga que ya llegó a las costas gallegas o bien el citado José Ramón le está ayudando a Fran a solucionar los problemas surgidos en Sudamérica que han provocado el retraso de la operación». Con el arresto de Pérez Rivas se reduce la lista de narcos gallegos huidos, que sigue liderando Baltasar Vilar Durán, Saro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
29 votos
Comentarios

Cae en Colombia el narco acusado de descargar la coca de Miñanco en Galicia