Recibe amenazas al ser confundido con un supuesto acosador

Su imagen se difundió por las redes sociales, culpándolo de un caso de intento de agresión sexual que se investiga en Ribeira


ribeira / la voz

Las redes sociales han vuelto a liarla, y en medio han cogido a un ribeirense que no tiene ninguna relación con un presunto delito de acoso sexual que está investigando la Policía Nacional de la capital barbanzana. Manuel Vilas Reiriz recibió ayer un mensaje a través de su cuenta de Instagram en el que una persona que no conocía lo acusaba de pederasta, e incluso lo amenazaba de muerte. Pensando que se trataba de una equivocación, borró el texto, pero pocos minutos después lo llamó su sobrino para informarle de que su fotografía circulaba por Facebook, acusándolo de ser el supuesto autor de un delito de intento de agresión sexual a una menor del municipio.

«Nós non temos nin idea de que vai o asunto. Meu tío nunca foi taxista, e de feito traballou toda a vida de albanel en Estados Unidos e desde hai 15 años ten unha incapacidade», explicó Ángel Abraldes, que justificó la equivocación en que se llama igual que el supuesto autor que están investigando y que tiene un apellido similar.

Daño a su imagen

El ribeirense se considera víctima de un delito contra su honor, por lo que ayer por la tarde presentó una denuncia en la comisaría de la Policía Nacional. Considera que se le ha hecho mucho daño a su imagen, y quiere que se aclare todo lo sucedido, puesto que él nunca ha tenido nada que ver con dichos hechos.

Por su parte, los agentes del cuerpo de seguridad mantienen abierta la investigación sobre este supuesto delito de acoso sexual, unas pesquisas que se iniciaron a raíz de unos mensajes de voz que grabó una joven ribeirense en los que, presuntamente, un taxista del municipio le proponía mantener relaciones sexuales durante el viaje en el que la llevaba a su casa.

Según informaron desde la Policía Nacional, por el momento no se ha presentado ninguna denuncia al respecto, y están investigando la veracidad de estas grabaciones, que llevan varios días circulando por las redes sociales. Esta situación ha provocado un profundo malestar en el municipio, e incluso entre el gremio de taxistas, ya que se sienten muy perjudicados.

El caso ha tenido tanta trascendencia que algunos colectivos sociales de Ribeira organizaron ayer actos para mostrar su repulsa ante estos hechos y pedir a las fuerzas del orden que intervengan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Recibe amenazas al ser confundido con un supuesto acosador