Orozco se alegra de que el fiscal le dé la razón, pero asegura que de momento no volverá a la política


lugo / la voz

El fiscal pide el sobreseimiento de la imputación del exalcalde de Lugo José López Orozco en el caso de la grúa, una de las piezas separadas de la Pokémon. Ante esta resolución, el hombre que llegó a ser una de las referencias del socialismo gallego expresa su satisfacción y confianza en que «la Audiencia Provincial tome una decisión en el sentido que apunta la Fiscalía» y decida el sobreseimiento. Pese a todo, asegura: «Por ahora no está en mi mente el retorno a la política institucional, aunque está claro que no voy a dejar de ser un hombre político en el sentido aristotélico».

El exalcalde Orozco destaca que el fiscal pone de manifiesto lo que él viene repitiendo desde el principio de todo este asunto: «Soy inocente». En un momento así, no olvida a los partidos que lo forzaron a dimitir: «Los que en mayo del 2015 me juzgaron sin ser jueces, Lugonovo y el Bloque, y tomaron una decisión contraria al artículo 24 de la Constitución y del 11 de la Declaración de Derechos Humanos, no respetaron la presunción de inocencia». Cree que su partido cometió un error «al no obligar a entrar en el gobierno local» a los que lo echaron. Confirma que de momento no se plantea volver a la política activa, pero que la sigue muy de cerca. Avisa a su partido, el PSOE, del riesgo de las «ayudas» que pueda recibir desde otras organizaciones: «Es posible que desdibujen nuestras políticas». Cree que tras la moción de censura «lo importante era la convocatoria de elecciones».

El caso ORA

El escrito en el que el fiscal solicita el sobreseimiento en el caso de la grúa alcanza también a la pieza de la ORA. En uno de los apartados señala:

«Tanto na empresa do guindastre como na da ORA [...] non existe ningunha proba de que o diñeiro chegase ao que era alcalde daquela»

 El respiro que supone para Orozco el escrito de la Fiscalía le lleva a recordar con agradecimiento a quienes han sufrido más a su lado todos estos años: su mujer y sus hijas, pero también a los amigos, compañeros de partido lucenses que le expresaron su confianza en su inocencia. «Es una experiencia muy dolorosa que no le deseo a nadie, de algo que dejé muy claro el 22 de noviembre del 2012 cuando se me interrogó: desde entonces se sabe que soy inocente, porque no había ningún indicio. En el 2014, como consta por escrito, lo sabía también el fiscal que estaba entonces».

López Orozco recuerda que Vigilancia Aduanera inspeccionó minuciosamente sus cuentas, las de su mujer y las de sus hijas. «Y no apareció ni la más leve nota de que yo hubiera recibido algún dinero», aclara. Se pregunta, siendo así las cosas, «por qué no puede haber un archivo de oficio».

Como ejemplo de la tardanza con la que se desarrollan las cuestiones judiciales que le afectan en el Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, del que es responsable Pilar de Lara, señala: «El fiscal presentó el escrito el 30 de enero pasado y lo recibimos ayer [el miércoles], y la huelga de funcionarios no es excusa, porque empezó el 7 de febrero».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Orozco se alegra de que el fiscal le dé la razón, pero asegura que de momento no volverá a la política