El modelo educativo de las Casas Niño se aplicará al cuidado de mayores

La Xunta financiará la atención en treinta viviendas de concellos poco poblados


santiago / la voz

La Xunta parece haber dado con un modelo de servicio para llegar a los gallegos que viven en los concellos más pequeños, y tras la puesta en marcha de las Casas Niño, lanza las Casas do Maior. Las primeras nacieron en el 2016 y su objetivo era habilitar viviendas particulares, con un profesional acreditado al frente, para ofrecer cuidados a los niños en sus primeros años de vida, favoreciendo la conciliación de los padres y el autoempleo de aquellos que deseen gestionarlas.

Ahora, la Consellería de Política Social da un paso más y ofrecerá una atención muy similar, pero pensada para los mayores. Estarán destinadas a aquellos que tengan más de 60 años con una situación de dependencia moderada o severa, y cada unidad atenderá a un máximo de cinco usuarios durante ocho horas diarias, de forma flexible y con garantías de seguridad y calidad. El objetivo, según explicó el presidente Feijoo, es que estas personas pueda recibir un trato «cuasi familiar» en un entorno cercano y conocido, y de la mano de profesionales que quieran poner su hogar a disposición de este proyecto, lo que podrán hacer si al menos uno de los socios de la cooperativa de trabajo está en posesión de un título de grado de enfermería, medicina, de técnico en cuidados auxiliares, de atención a la dependencia; o posee un certificado de profesionalidad de atención a personas en el domicilio.

Manutención e higiene

La atención prestada comprende la manutención, la higiene o el desarrollo de actividades de ocio y conocimiento, servicio que deberán mantener de lunes a viernes (con excepción de los festivos) y durante once meses al año. La implantación será progresiva y comenzará por treinta concellos que tienen menos de 5.000 habitantes y que carecen en la actualidad de alternativas públicas, pero irá creciendo en los próximos meses, porque la Xunta ha detectado que existen noventa municipios gallegos que responden a estas características. La iniciativa, con los parámetros de salida, requiere una partida de 1,4 millones de euros para este año y el próximo, que se destinarán a financiar el 100 % de los gastos iniciales hasta un máximo de 15.000 euros por casa, con los que se podrá pagar la adaptación de la vivienda y la dotación de material. Además, la aportación pública anual para el mantenimiento será de 19.600 euros.

Ahorro en gasoil de colegios

Por otra parte, el Consello da Xunta aprobó el concurso para suministrar combustible de calefacción en los 881 centros educativos de Galicia. La Consellería de Educación ha reservado cinco millones de euros, y ha anunciado un modelo de concurso por lotes geográficos que busca priorizar a las pequeñas empresas locales. Los colegios gallegos gastan 8,2 millones de litros de gasoil cada año, y el objetivo es alcanzar un ahorro estimado de 300.000 euros cada año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El modelo educativo de las Casas Niño se aplicará al cuidado de mayores