Feijoo arranca a Sánchez el compromiso de que la fecha del AVE en el 2019 «no se toca»

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

GALICIA

Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijoo, en el encuentro de julio del 2018
Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijoo, en el encuentro de julio del 2018 MARISCAL

El presidente del Gobierno deja la «puerta abierta» a la transferencia de la autopista AP-9

18 jul 2018 . Actualizado a las 15:12 h.

«Me voy con la certeza de que esa fecha no se toca». El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, arrancó ayer al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, el compromiso firme de que el AVE llegará a Galicia en el año 2019, tal y como se había acordado con el Gobierno de Mariano Rajoy. Tras un encuentro de dos horas en la Moncloa, en el que según Feijoo se consiguieron «avances muy significativos», el líder gallego aseguró que Sánchez le había dado «su palabra» de que la alta velocidad ferroviaria estará funcionando en pruebas en Galicia a finales del 2019 y de que se mantiene también el compromiso de que la línea entre Ourense y Lugo se inaugure en el 2021, conforme al pacto asumido por el anterior Ejecutivo -ambos compromisos fueron después ratificados por el Gobierno en un comunicado de prensa-. Feijoo despejó así su «cierta preocupación» tras las primeras manifestaciones del nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que tras su conversación de ayer con Sánchez «han quedado sin efecto».

Mejor que con De la Serna

El compromiso del presidente del Gobierno con la otra gran reclamación que le hizo Feijoo, la del traspaso de la autovía AP-9, no fue sin embargo igual de categórico. Según el líder gallego, Fomento trabaja ya en el levantamiento del peaje en Redondela, pero pidió «tiempo» para estudiar la transferencia de las competencias sobre la autopista. Algo para lo que, según explicó, «dejó la puerta abierta». «Tiene todo el derecho a pedir tiempo y darnos su decisión final», señaló.

El líder gallego dice que Fomento trabaja ya en la fórmula para levantar el peaje de Redondela De las palabras de Feijoo se deduce que Sánchez está algo más dispuesto que el anterior ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que rechazó de plano ese traspaso a pesar de la petición unánime en ese sentido del Parlamento gallego. Fomento cuenta con informes de que esa autopista conecta con Portugal, lo que haría imposible el traspaso, pero el presidente de la Xunta le trasladó a Sánchez que no es así, dado que transcurre íntegramente por la comunidad de Galicia. Feijoo, sin embargo, puso especial énfasis en destacar que en este asunto, como en todos los que trató con el nuevo jefe del Ejecutivo, hizo exactamente las mismas reclamaciones que habría hecho a un Gobierno presidido por Rajoy.