Un vigués entrega un fusil de la Segunda Guerra Mundial que halló en su casa

La intención es enviar el fusil a un museo para que verifique si es una pieza original o una réplica moderna

La carabina Brno se fabricó en Checoslovaquia entre 1924 y 1943
La carabina Brno se fabricó en Checoslovaquia entre 1924 y 1943

vigo / la voz

Al limpiar el desván, suelen aparecer sorpresas. Como la que se llevó un vecino de la zona de Vigo que encontró en su casa un fusil de tipo Mauser en buen estado. Lo entregó a la Guardia Civil y los agentes lo han identificado como un arma larga de cerrojo fabricada en Checoslovaquia y que corresponde al modelo Brno, que se dejó de producir en 1943, en plena Segunda Guerra Mundial. Todo apunta a que se remonta a esa gran contienda bélica.

El instituto armado entregó ayer la carabina al Juzgado de Instrucción número 7 de Vigo, en funciones de guardia, tras comunicarle el hallazgo y para que promueva las correspondientes averiguaciones. Los agentes datan la fabricación del arma en los años cuarenta, la catalogan como «antigua», que presenta buen estado de conservación y admite cartuchería, y creen que es apta para disparar, pero ignoran cómo llegó a Vigo.

La intención es enviar el fusil a un museo para que verifique si es una pieza original o una réplica moderna. La carabina también será remitida al departamento de balística de la Guardia Civil de A Coruña para que pruebe si funciona. Además, quiere verificar el historial del arma y comprobar si fue empleada en algún crimen o delito.

El fusil checo Brno es una versión de gran precisión del Mauser 98 alemán y fue aligerado con un cañón más corto para ahorrar peso al soldado. Los soviéticos compraron en 1938 una remesa para armar a los milicianos catalanes de la Segunda República al final de la Guerra Civil Española. Tras la batalla del Ebro, el ejército de Franco se hizo con ellos. En 1939, Hitler ocupó Checoslovaquia y los nazis lo produjeron en serie hasta que lo sustituyeron por sus Mauser 98 en 1942. Estas carabinas las usaron países sudamericanos. Como pieza de colección tiene valor histórico y militar. En Internet se pagan hasta 1.200 euros.

La Guardia Civil de la demarcación de Vigo recibe cada año armas de fuego antiguas que los moradores de viviendas encuentran ocultas en desvanes cuando hacen una limpieza general.

Granada en Gondomar

Además, los tédax (técnicos especialistas en desactivación de artefactos explosivos) de la Guardia Civil retiraron el sábado una granada sin carga explosiva hallada por un vecino cuando limpiaba una finca en Gondomar. Era una granada de instrucción usada solo para enseñar a los reclutas y sin carga explosiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Un vigués entrega un fusil de la Segunda Guerra Mundial que halló en su casa