«Las personas con experiencia trabajan todo el año, no les interesa un contrato estival»

Los hosteleros gallegos vuelven a tener problemas para encontrar empleados de refuerzo para la campaña de verano


redacción / La Voz

Si para los desempleados y los estudiantes el pico de actividad del verano es una oportunidad para engancharse al mercado laboral, para algunos empresarios supone un quebradero de cabeza por la dificultad que encuentran para cubrir ciertos puestos de trabajo. Algo que en los últimos años ocurre con frecuencia en el sector hostelero, donde los propietarios de hoteles, bares y restaurantes aseguran que tienen problemas para dar con personal cualificado. Candidatos para cubrir las plazas hay, matizan empresarios y empresas de trabajo temporal, pero otra cosa es que el currículo encaje con el perfil que buscan y las condiciones que ofrecen.

«Tenemos un problema para encontrar personal cualificado, sobre todo cocineros», explica Eloy Noya, que trabaja como sumiller, encargado de la bodega en A Barrola, uno de los restaurantes más prestigiosos de Santiago. «La clave está en que muchos prefieren irse a los hoteles; allí se trabaja con horarios más ciertos; el desayuno, la comida y la cena tienen sus franjas horarias, que son inamovibles, y aquí en cambio estás atendiendo muchas más horas; creo que esta es una de las cosas que más influye, por encima del salario», precisa.

Noya explica que hay muchos locales que, ante esta situación, tienen que estar formando al personal de forma continúa, porque muchas veces, cuando el empleado tiene ya las aptitudes necesarias para desempeñar el puesto, opta por cambiar de trabajo.

El joven sumiller considera que esta es una situación que padece toda la hostelería gallega, especialmente los lugares con más demanda, como Santiago, Sanxenxo o Baiona. A esto, según aclara, habría que sumar un segundo factor: las temporadas turísticas son mucho más largas en el Mediterráneo, lo que hace que muchos profesionales prefieran buscar empleo allí, ya que pueden optar a contratos más largos. Además, vincula también el déficit de personal cualificado en la hostelería con la proliferación de centros comerciales, en los que abren establecimientos las grandes cadenas de restauración.

Difícil encontrar cocineros

También dicen tener dificultades para encontrar personal en algunos locales de hostelería de Barbanza. En un establecimiento ubicado en el paseo marítimo de Ribeira, este verano han tenido que prescindir de hacer comidas y tapas porque llevan meses buscando, sin éxito, un cocinero. El dueño explica que sí han recibido numerosos currículos, pero de personas sin experiencia o titulación. Sobre las condiciones, indica que pagan lo establecido en el convenio, «pero parece que el personal está colocado». Algo similar sucede en un restaurante de la ciudad que tiene en su cristalera un anuncio demandando ayudantes de cocina. El gerente comenta que muchas personas se han interesado por la oferta, pero ninguna tenía la cualificación requerida: «Las personas con experiencia y titulación trabajan todo el año, no les interesa un contrato estival y yo ya tengo una plantilla para todo el año, solo preciso un refuerzo de verano». Aunque los mayores problemas en verano los sufre la hostelería, no es el único sector con dificultades para reclutar personal. En Galicia, según un estudio publicado esta semana por Adecco, es en la industria donde más se nota la falta de mano de obra. Los puestos que cuesta cubrir son los vinculados con los oficios clásicos y los de matarife, estibador o delineante con idiomas, según la agencia de trabajo temporal, que explica la situación por «la escasez de perfiles cualificados y bien formados en ciertos ámbitos, los turnos cambiantes en determinados puestos, la exigencia de idiomas y los salarios poco competitivos».

Información elaborada por Mario Beramendi, Ana Gerpe y Gabriel Lemos

«Puedo ganar dinero enseñando lo que me gusta»

M. Muñoz

Carlota Cegarra Mauriz, ucraniana de padres gallegos, es una joven de 17 años, que practica vela a nivel local y nacional desde hace trece años y que en vacaciones es monitora en el Real Club Náutico Deportivo de A Coruña: «Desde hace dos veranos he tenido la oportunidad de trabajar y ganar dinero enseñando lo que me gusta».

«Aprovecho la última quincena de julio y la primera de agosto, que es la época con más ocupación, y ahorro». Porque este empleo le permite ganar una pequeña suma de dinero que guarda para futuros proyectos, como poder realizar algún viaje, salir con sus amigos y disfrutar de las tardes «permitiéndome algún que otro capricho».

A lo largo del invierno, Carlota se concentra en sacarse el bachillerato de ciencias tecnológicas, con el objetivo de llegar a cursar la carrera de arquitectura y en un futuro vestir las ciudades con sus edificios.

A pesar de no trabajar durante el curso, Mauriz no abandona su pasión y sigue disfrutando del mar entrenando y participando en regatas como la copa de España de Láser.

«Euro a euro estoy más cerca de viajar al Machu Picchu»

M. M.

Javier Grandío González, de 23 años, nació en A Coruña y se graduó en Ingeniería en Tecnologías Industriales en la Universidade de Vigo. Actualmente está realizando un máster relacionado con este mismo campo para «ampliar conocimientos».

Este verano ha decidido comenzar a trabajar para ahorrar algo de dinero para los próximos meses, ya que a lo largo del curso no tiene tiempo suficiente para «compaginar estudios con trabajo». A través de un amigo, consiguió una entrevista en el club La Solana de A Coruña para trabajar durante los meses de verano como personal de limpieza.

«El horario y el salario son magníficos, ¿cómo no voy a estar contento?», señala Javier, al que, sin embargo, en un primer momento no le acababa de convencer la idea de no poder disfrutar al máximo de sus meses de descanso.

«Euro a euro estoy más cerca de poder viajar al Machu Picchu», que es uno de los lugares del mundo que más le atraen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Las personas con experiencia trabajan todo el año, no les interesa un contrato estival»