«Ya se lo dije al de seguridad, que era peligroso, que un día nos la íbamos a tragar, y me tocó a mí»


redacción / la voz

La reproducción del audio de la conversación que el maquinista del Alvia, Francisco José Garzón, pidió que se emitiese de forma íntegra, y cuya utilización en la comisión fue vetada por la mesa, es la siguiente, y se produjo inmediatamente después del siniestro en la curva de Angrois, el 24 de julio del 2013:

-Debe de haber heridos muchos, eh... porque esto ha volcado. Y no puedo salir de la cabina.

-Tranquilo maquinista.

-Es que la tenía en verde y me despisté y, cómo se llama, tenía que pasar a 80 y pasé a 190 o una cosa así. Es que esto ya se lo dije al de seguridad, que esto era peligroso, que un día nos íbamos a despistar y nos lo íbamos a tragar. Y me tocó a mí.

-Vale. ¿Y tú estás bien?

-¿Yo? A mí me duele la espalda, tengo la cara sangrando, y no puedo. Ay... Pero yo esto ya se lo tenía dicho al de seguridad, que eso era muy peligroso. Somos humanos y se nos puede pasar. Es que... esto es inhumano. Esta curva. Con un anuncio de precaución. Es que no puede ser, hombre, que hagan estas cosas. Que el maquinista tiene que estar, y sí, pero somos humanos. Ay, Dios mío.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Ya se lo dije al de seguridad, que era peligroso, que un día nos la íbamos a tragar, y me tocó a mí»