La investigación judicial del caso entra en su fase definitiva

Xurxo Melchor
xurxo melchor SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Concentración de la Plataforma de Víctimas del accidente de Angrois frente a los juzgados de Fontiñas
Concentración de la Plataforma de Víctimas del accidente de Angrois frente a los juzgados de Fontiñas PACO RODRÍGUEZ

El informe de la Agencia Ferroviaria de la UE sostiene que el ADIF y Renfe debieron evaluar el riesgo de Angrois

11 jul 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La investigación judicial del fatal descarrilamiento del tren Alvia en Angrois (Santiago) el 24 de julio del 2013 ha entrado en su fase definitiva. Los representantes legales de los 80 muertos y 144 heridos y de sus familias han conseguido en estos cinco largos años que la instrucción dejase de considerar como único posible responsable al maquinista y que indagase si eñ ADIF y Renfe evaluaron correctamente los riesgos de la curva de A Grandeira.  

¿Cuántos imputados hay en la actualidad?

El juez de Santiago que instruye el caso Alvia, Andrés Lago Louro, ha ido sumando imputaciones a la del maquinista del tren, Francisco José Garzón Amo, que fue declarado investigado nada más producirse el accidente. Ahora también están en su misma situación procesal dos altos cargos de los entes públicos ferroviarios, Andrés Cortabitarte y Antonio Lanchares. Cuando ocurrieron los hechos, el primero era director de Seguridad en la Circulación del ADIF, mientras que el segundo sigue teniendo este mismo cometido en Renfe. En febrero de este año, el magistrado también imputó a un subordinado de Cortabitarte, Fernando Rebón Sartal. El auto también citaba a otro, José Antonio García Díez, dado que el juzgado desconocía que había fallecido en marzo del 2015 a los 57 años de edad. Finalmente, en este momento también están imputados tres técnicos de Ineco, la consultoría pública que realizó la evaluación de riesgos en la línea de alta velocidad entre Ourense y la capital gallega.  

¿Cuál tesis es la principal?

Las tesis del primer juez instructor del caso, Luis Aláez, se han ido abriendo camino poco a poco. Él siempre consideró que el maquinista del Alvia no era el único responsable del descarrilamiento y quiso investigar, con la oposición en aquel momento de la Fiscalía, si el ADIF y Renfe habían cumplido con todas las exigencias legales en materia de seguridad de la línea. Para aclarar este extremo se ha imputado a los dos cargos del ADIF y al de Renfe.