El PP mantiene la incógnita sobre si forzará la renuncia de la valedora

Pedro Puy elude valorar las explicaciones de Milagros Otero, que recurrirá el fallo

Así transcurrió el pleno en el que se debatió el futuro de la valedora En el pleno celebrado en O Hórreo, el PP ratificó con sus votos a Milagros Otero. Toda la oposición reclamó su dimisión

santiago / la voz

El PP mantiene el suspense sobre el futuro de Milagros Otero, valedora do pobo, a quien una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza (TSXG) acusa de haber intermediado para favorecer a una candidata en el acceso de una plaza de libre designación de una institución que, precisamente, se encarga de proteger la igualdad de derechos. Se da la circunstancia de que la beneficiada, según el fallo, es María Puy Fraga, hermana de Pedro Puy, portavoz del grupo del PP en la Cámara gallega, e hija de Francisco Puy, catedrático de Derecho y mentor académico de la propia valedora.

Como cada lunes, tras la celebración semanal de la reunión de su grupo, Pedro Puy compareció ante los medios, pero el portavoz eludió valorar las explicaciones dadas por Milagros Otero en su comparecencia parlamentaria del pasado jueves. El portavoz del PP en O Hórreo se limitó a precisar que habían escuchado los argumentos de la diputada del PP en la comisión, Paula Prado, y que hoy su grupo celebrará una reunión antes del pleno para decidir qué hacer, una vez leídas las alegaciones enviadas por Milagros Otero. La valedora las entregó este lunes en el registro de la Cámara, y en ellas reproduce los mismos argumentos esgrimidos en su comparecencia del pasado jueves.

Además de confirmar que recurrirá el fallo del TSXG en casación ante el Supremo, Milagros Otero reitera en las alegaciones que en la sentencia no se la juzga a ella, que se trata de una plaza de libre designación, que la candidata reúne méritos sobrados para el puesto, que ella se apartó del proceso en enero del 2016 y que los criterios de selección fueron definidos con anterioridad y no acomodados a posteriori para favorecer a la aspirante.

La sesión arranca esta mañana en O Hórreo con el debate y votación sobre el cese de Milagros Otero, alternativa defendida por los tres grupos de la oposición. La suma de escaños de En Marea, PSdeG y BNG es insuficiente para alcanzar la mayoría cualificada de tres quintos de la cámara, es decir, 45 diputados, el número necesario para que Milagros Otero deje el cargo, algo a lo que se ha negado hasta ahora de forma categórica. «No voy a dimitir», llegó a decir en una entrevista a este periódico el pasado miércoles. La actitud del PP el día de la comparecencia de la valedora daba a entender que la respaldaba. Incluso Paula Prado llegó a calificar de «extensas y claras» sus explicaciones, pero la posición de Feijoo en este asunto ha contribuido a sembrar incertidumbre sobre cuál será el desenlace. Primero eludió respaldarla, cuando la emplazó a dar explicaciones en el Parlamento. Y el pasado viernes fue incluso más allá, al mostrar su sorpresa de que todos los documentos de defensa presentados por Milagros Otero en O Hórreo no estuvieran en manos del juez.

Este suspense evidencia la complejidad de un asunto que pone al PP contra la pared en un momento en el que las fuerzas políticas se afanan por abanderar la ejemplaridad. Si hoy vota a favor del cese, se alinearía con las tesis de En Marea, PSdeG y BNG, y que criticó el pasado jueves con dureza en la comisión; si se abstiene a la espera de lo que resuelva el Supremo, dejaría a Milagros Otero en una situación de provisionalidad y sin el apoyo firme del grupo que la nombró, lo que equivaldría, de facto, a enseñarle la puerta y precipitar su adiós. Y si vota en contra para mantenerla en el cargo se colocaría ante la opinión pública como una fuerza que desoye una sentencia judicial que habla de trato de favor en una institución encargada de proteger los derechos fundamentales. A esto se refirió este lunes Luís Villares, portavoz de En Marea, quien consideró que el PP sería «cómplice da corrupción» con el voto en contra. Carmen Santos, secretaria xeral de Podemos, pidió al PP que la cesen solo por el hecho de proteger la institución.  

Las claves

LO QUE DICE LA SENTENCIA

 «Arbitrariedad y desvío de poder». El TSXG dice que Milagros Otero siguió intermediando para favorecer a María Puy después de haberse apartado del proceso, en enero del 2016.

lo que dice la valedora

Sentencia basada en indicios. Recuerda que no se la juzga a ella, que se apartó del proceso de selección y que los criterios de selección fueron definidos con anterioridad.

los votos necesarios

Tres quintos de la Cámara. El cese de la valedora requiere de 45 votos, una mayoría cualificada de tres quintos de la Cámara. La decisión del PP es clave.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El PP mantiene la incógnita sobre si forzará la renuncia de la valedora