Galicia registra los días más cálidos

Las máximas han alcanzado los 38 grados en el interior y ya se disfruta de noche tropicales en la mitad sur


redacción / la voz

El verano ha dado un paso al frente. La combinación de aire africano y altas presiones está permitiendo registrar el período más cálido del año. Galicia acumula varios días con temperaturas por encima de los 25 grados de forma generalizada y valores que alcanzan los 38. Además, aparecen por primera vez las noches tropicales, con mínimas que no descienden de los veinte grados. Hoy se espera una nueva jornada de calor. A partir de mañana habrá un importante descenso térmico, sobre todo en el norte aunque seguirá el tiempo seco.

El embalse el Umia se tiñe de verde

Las altas temperaturas también tienen efectos negativos. El embalse del Umia, en Caldas de Reis (Pontevedra), vuelve a estar en alerta por la presencia de cianobacterias en sus aguas. La decisión se adoptó después de conocer los últimos datos sobre las variables biológicas. El control data del 2 de julio, cuando en la presa de A Baxe se registraron 84.250 células del alga Microcystis.

Se trata de una cifra elevada, ya que en el 2017 se decretó también a principios de julio el estado de alerta, pero con menor cantidad de células (4.500). La alerta se decreta y se hace pública cuando se supera un nivel determinado de células, en concreto, 2.000 por mililitro de agua. La activación del estado de alerta conlleva una mayor vigilancia de las aguas, con controles más frecuentes. La proliferación de ese alga, que puede llegar a ser tóxica en grandes concentraciones y a afectar a los sistemas de depuración y al abastecimiento, es lo que tiñe de verde la lámina de agua del embalse. Las cianobaterias pertenecen a los organismos más antiguos que hay en el planeta. Son los responsables de que exista la vida ya que crearon el oxígeno que respiramos. Tienen un ciclo vital muy corto y se reproducen con gran facilidad y de forma exponencial cuando se dan las condiciones adecuadas. Estos días han aprovechado las altas temperaturas, que ayer alcanzaron los 38 grados, la luz solar y la concentración de nutrientes para producir una explosión de vida. «Ellas no tiene culpa de lo que está ocurriendo. Siempre están presentes pero han aprovechado las condiciones actuales para generar lo que denomina flores de agua, lo que produce el cambio de coloración», explica Javier Cremades, profesor de Botánica en la Universidad de A Coruña.

Cada uno de estos microorganismos tiene un color verde, que pasa desapercibido de forma individual. Sin embargo, cuando se juntan en gran cantidades cambian el color del agua. «Es algo parecido a lo que ocurre con las mareas rojas. Normalmente es un fenómeno pasajero. Aún así que realizar un seguimiento porque entre otras cosas puede producir un descenso del nivel de oxígeno en el agua. También afecta al consumo porque el agua adquiere mal sabor, olor e incluso puede ser tóxica y por tanto puede provocar problemas de potabilidad», admite Cremades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Galicia registra los días más cálidos