Los tres crepúsculos de nuestro sol

La meteorología y la astronomía tratan de aliarse para que los gallegos vuelvan a sacar el máximo rendimiento de los días más largos del año


redacción / la voz

El anticiclón de las Azores por fin reaparece. Al margen de la humedad prevista para hoy en las provincias atlánticas, a corto plazo dominará el tiempo seco y cálido. La inestabilidad seguirá presente en el interior en forma de chaparrones y tormentas. La meteorología y la astronomía tratan de aliarse para que los gallegos vuelvan a sacar el máximo rendimiento de los días más largos del año. «Agora mesmo a Terra ten o hemisferio norte máis inclinado cara o sol. Dende o norte de Francia cara arriba, estes días non chegan a ter nunca noite pechada e no Círculo Polar Ártico incluso hai luz solar as 24 horas», explica Jorge Mira, catedrático de Física en la Universidad de Santiago. Esto implica también que se produzcan los ocasos más tardíos del año. La estrella permanece visible hasta las 22.20 horas en algunos casos. «A zona de Galicia onde se pon o sol máis tarde agora mesmo está na Costa da Morte, entre Touriñán e Fisterra», recuerda el físico. En estas fechas cercanas al solsticio ocurre además que la luz sigue presente mucho después de que el astro haya desaparecido. «A luz non desaparece porque cando o sol se pon aínda ilumina a atmosfera. A luz rebota no ceo e volve cara abaixo e por iso temos claridade aínda que o sol non estea», dice Mira.

Cuando el astro se va con la luz a otra parte da paso al crepúsculo, que surge como resultado de la reflexión de la luz en las nubes y que puede ser de tres tipos. «O primeiro é o civil, que comprende dende que se pon o sol ata seis graos por debaixo do horizonte. O segundo é o crepúsculo náutico, que vai de seis a doce graos por debaixo do horizonte. Chámase así porque permite sen ningún tipo de luz observar as siluetas de barcos. O derradeiro é o crepúsculo astronómico, que oscila entre 12 e 18 graos por debaixo da liña do horizonte. Esta claridade e imperceptible para o ser humano pero dificulta a observación astronómica», apunta el experto. En este período del año, la duración de estos crepúsculos también aumenta. El civil se prolonga durante más de media hora después de la puesta del sol, aguantando hasta casi las once de la noche. El náutico dura hasta las 23.39 horas y el astronómico hasta las 00.34 horas. «E a isto hai que engadir que pola mañá o primeiro crepúsculo aparece xa as 4.48 horas. Polo tanto estes días realmente hai pouco máis de catro horas de noite pechada en Galicia», termina Mira.

PARA SABER MÁS

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Los tres crepúsculos de nuestro sol