Lluvia, rayos y sensación térmica fresca

Las máximas no subirán de los 21 grados en zonas como Vigo, Santiago o Lugo, donde el termómetro suele superar los 25 en esta época del año


redacción / la voz

La bolsa de aire frío que ha entrado por el noroeste peninsular deja agua a raudales en pleno inicio del mes de julio, y lo seguirá haciendo en las próximas jornadas. Quizás no con tanta intensidad como ayer, pero será lluvia a fin y al cabo, acompañada por un descenso térmico que se notará especialmente a partir de mañana lunes. Entonces, también las mínimas bajarán varios grados y apenas superarán los 12 o 13, al tiempo que las máximas no subirán de los 21 en zonas como Vigo, Santiago o Lugo, donde el termómetro suele superar los 25 grados en esta época del año.

Las trombas de agua de ayer, con numeroso aparato eléctrico, podrían volver a repetirse durante la jornada de hoy, de acuerdo con las previsiones de Meteogalicia, porque el aire frío continuará dejando una situación atmosférica muy inestable. A primeras horas del día los cielos estarán nublados, con precipitaciones que se extenderán a toda la comunidad a medida que avance la jornada. También será durante la tarde cuando la intensidad de los chubascos sea mayor, al ir acompañados de tormentas que también se esperan fuertes.

Será entonces cuando las temperaturas se noten realmente frescas para esta época del año. Curiosamente, dos extremos como Ferrol (al norte y en la costa) y Ourense (en el sur y en el interior) pueden alcanzar, siempre según las previsiones, las máximas de toda la comunidad, con 25 grados. Las mínimas se moverán entre los 15 de las zonas costeras y los 13 en las de interior (Santiago, Lugo y Ourense).

Lluvias y chubascos serán la tónica general de las jornadas del lunes y del martes, aunque ya reduciéndose en cantidad e intensidad. También la sensación térmica comenzará a cambiar a partir de entonces, sobre todo por el ascenso de las mínimas y en algunos puntos, como en Ourense, también las altas.

Con un viento variable, a medida que vaya transcurriendo la semana y se vaya disipando la borrasca se irán abriendo cada vez más claros y Galicia volverá a recuperar la estabilidad atmosférica, al quedar bajo la influencia de las altas presiones.

El termómetro volverá a subir para entonces para las máximas, aunque las temperaturas mínimas a medio plazo no parece que vayan a ser altas, según la previsión de Meteogalicia, que sí sitúa las máximas en muchos puntos del sur y del interior gallegos entre los 25 y los 28 grados, ya de cara al próximo fin de semana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Lluvia, rayos y sensación térmica fresca