Sentida despedida a Meilán Gil de la sociedad académica, política y religiosa

Los restos del exrector descansan ya en el cementerio de As Mámoas, en Paderne

Meilán fue despedido con una ceremonia religiosa que el vicario del Opus Dei en Galicia, Ángel Lashera, ofició en San Jorge, en A Coruña
Meilán fue despedido con una ceremonia religiosa que el vicario del Opus Dei en Galicia, Ángel Lashera, ofició en San Jorge, en A Coruña

a coruña / la voz

El miércoles fue el día de las palabras y elegías de amigos y discípulos. Ayer, el de la espiritualidad. El profesor José Luis Meilán Gil se fue acompañado de la sociedad académica, intelectual, política y religiosa de Galicia. Todos han estado en su despedida en una emotiva ceremonia religiosa celebrada en la iglesia de San Jorge, en A Coruña. La misa, oficiada por el vicario del Opus Dei en Galicia, Ángel Lasheras, fue seguida por una multitud que acompañó con gestos las palabras del religioso: «José Luis murió dándolo todo de sí mismo. Nos ha dejado tocados su repentina muerte, pero con lo que nos debemos quedar es con su ejemplo, su trabajo, su lealtad, su fe, su dedicación eterna a los demás. Su propia presencia».

El padre Lasheras quiso reconfortar a la gente que «tanto lo quería». Recordó que el catedrático «entregó su vida al Señor buscándose en la vida ordinaria, en su relación con los demás. Un hombre de profundos valores». También leyó una carta enviada ayer mismo desde Roma del prelado de la Obra, Monseñor Fernando Ocáriz. Decía así: «José Luis nos ayudó a sacar adelante el Opus Dei con su trabajo, entrega y ejemplo. Personas como él hacen cercano el trabajo bien hecho y hacen atractivo el ideal de la vida cristiana».

Rector

Lasheras quiso también hacer una mención especial al rector de la Universidad coruñesa, Julio Abalde, por «haberse entregado en estos días tan tristes a acompañar a sus seres queridos y poner a disposición de todos los que le queríamos toda la Universidad».

Hasta ayer a las cinco de la tarde, los restos de José Luis Meilán Gil permanecieron en la capilla ardiente del Paraninfo de la Universidade da Coruña. Frente al gran ventanal que él bautizó siendo rector como «efecto Spielberg» y que tanto le gustaba mostrar a las personalidades que llegaban de fuera. Por allí pasó la sociedad gallega del mundo de la cultura, la universidad y la política.

El entierro se celebró en el cementerio parroquial de As Mámoas, en Paderne. Minutos antes se ofició en la iglesia de San Pantaleón das Viñas una íntima ceremonia religiosa a la que asistieron, junto a la familia, el rector de la Universidad, Julio Abalde; el director de la UIMP, Rodríguez Arana; y el presidente de La Voz de Galicia, Santiago Rey Fernández-Latorre.

Los restos de José Luis Meilán descansan ya en el cementerio de As Mámoas. Si los asistentes pudiesen levantarse sobre las copas de los árboles que lo rodean podrían ver, al otro lado de la ría de Betanzos, el pazo de Mariñán, allí donde el profesor reunía a académicos de todo el mundo durante algunos veranos. El lugar de reposo de Meilán es un pequeño y bonito camposanto vecinal al que se llega por un camino espectacular abovedado en roble. Como él quería.

El entierro del exrector en el cementerio de As Mámoas, en Paderne
El entierro del exrector en el cementerio de As Mámoas, en Paderne

«Maestro rebelde pero respetuoso, en contadas ocasiones entrañable y siempre acogedor»

El momento más emotivo de la ceremonia religiosa celebrada en la iglesia de San Jorge fue cuando una de sus discípulas, Marta María García Pérez, leyó unas palabras. Así empezó: «Cuando en diciembre del año pasado escribí el epílogo del libro Acto y norma administrativos, escrito entre José Luis Meilán Gil y yo, no imaginé que iba a ser leído como epitafio. Es cierto que si lo hubiese pensado no lo habría escrito distinto».

La responsable jurídica del Ayuntamiento de A Coruña continuó recordando la relación maestro-discípula que mantuvieron siempre: «Sorprendente sintonía, respeto profundo, libertad intelectual, admiración mutua y un enorme aprecio personal que se ha mantenido intacto desde que en el año 1988 nos cruzamos en las aulas de la Facultad de Derecho Compostelana. Mi propósito fue entonces rendir un sentido y merecido homenaje al Maestro, por tantos años de enseñanza y magisterio, por las oportunidades brindadas y por las experiencias vividas, y espero haber cumplido».

Lo que no podía esperar «es que lo que quedaba por compartir fuese tan breve. Y eso que él me recordaba siempre la fugacidad de la existencia recitándome un breve poema escrito en su recopilatorio Al pasar (2012) -Está la luna menguante. Tú cuentas por años. Yo, por instantes-».

«Me quedo», destacó, «con su más repetida frase “a mí nadie me preguntó de dónde venía”, empleada seguramente para justificarse ante propios y extraños de esa peculiar tribu de discípulos que congregó a su alrededor.

Esa era la grandeza de mi jefe. Maestro rebelde pero respetuoso, inconformista pero cumplidor, presumido en la misma medida que generoso, en contadas ocasiones entrañable y siempre acogedor».

El impulsor de la nacionalidad histórica

Alfonso Andrade
Un nuevo partido: en 1983, en campaña con un partido de centro galleguista
Un nuevo partido: en 1983, en campaña con un partido de centro galleguista

La Constitución y el Estatuto articulan el legado de Meilán, que deja pendiente el sueño de un partido galleguista de centro

«Yo escribí el término nacionalidad histórica en el Estatuto, que no figura ni en la Constitución ni en los del País Vasco o Cataluña», sentenciaba José Luis Meilán Gil en las páginas de La Voz de Galicia. Si sobresaliente fue su aportación a la preparación de la Carta Magna, Galicia recordará al catedrático de Derecho Administrativo como una de las piezas claves del complejo engranaje de los pactos del Hostal, antesala de la aprobación de nuestro Estatuto de Autonomía en un referendo que «sacó a Galicia por fin de la oscuridad», añadía.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Sentida despedida a Meilán Gil de la sociedad académica, política y religiosa