La población gallega cae a registros de los años 50

El número de habitantes está a punto de bajar de los 2,7 millones de habitantes. El saldo migratorio es el mejor desde el año 2008


Solo la inmigración logra salvar a Galicia de caer por debajo de los 2,7 millones de personas. Hace más de treinta años que el número de defunciones supera al de nacimientos y, según los datos provisionales publicados esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística, en 2017 hubo 13.522 muertes más que alumbramientos. El número de habitantes se sitúa así en 2.703.290, un registro que dibuja una línea decadente desde el año 2011 y presenta un valor similar al de los años cincuenta del pasado siglo. 

El saldo vegetativo, el número resultante de restar los nacimientos y defunciones de un territorio, es también negativo en España, con una pérdida de 31.245 personas, si bien Galicia aparece como la principal responsable de esta estadística. Es la comunidad con peor saldo en 2017, seguida por Castilla y León, Asturias y País Vasco.

La llegada de extranjeros a la comunidad se antoja como el único factor al que Galicia puede aferrarse para frenar la sangría demográfica que padece. Desde el año 2015, el número de inmigrantes supera al de emigrantes, que este año bate su mejor registro desde el 2008. Más de 17.000 personas se asentaron en Galicia, superando en casi 12.000 a los que cambiaron su residencia al extranjero. 

Como contrapunto al saldo migratorio gallego están las salidas a otras comunidades autónomas. Los movimientos internos de población son negativos en Galicia desde el año 2013. Sin embargo, la cifra ha logrado reducirse considerablemente durante 2017. Si en 2014 el número de gallegos mudándose a otras regiones superó en cerca de 2.000 a los que se desplazaron a la comunidad, el año pasado se quedó en solo 212.

La mayoría de extranjeros residentes en Galicia desde el año pasado proceden de Sudamérica. Las personas con nacionalidad venezolana son la comunidad más numerosa, con 4.357. El segundo grupo de población es español, con 3.247, por lo que buena parte de ese saldo migratorio positivo es de emigrantes retornados.

La población crece en España

La inmigración también ha servido para frenar el declive demográfico en España. En el conjunto del país, la población ha crecido en 132.263 personas, situando el número de habitantes a 1 de enero de 2018 en 46,65 millones. El saldo vegetativo, sin embargo, fue negativo.

Entre las 532.482 personas procedentes del extranjero que establecieron su residencia en España hay 78.058 con nacionalidad española. Por nacionalidades, la que más ha aumentado ha sido también Venezuela (un 44,2 %). Le siguen Colombia (15,7 %), Italia (8,8 %) y Marruecos (2,5 %).

Galicia y otras siete comunidades pedirán fondos a la UE para afrontar el desafío demográfico

EFE

Buscarán un incremento de las partidas para el presupuesto del período 2021 a 2027

Las ocho comunidades autónomas españolas que sufren «importantes» desafíos demográficos solicitarán que el próximo presupuesto de la Unión Europea (UE) para el período 2021-2027 tenga en cuenta esta realidad e incluya los fondos necesarios para que puedan prestar los servicios básicos a los ciudadanos. El anuncio coincide con la publicación de los últimos datos de población en España, que dejan a Galicia con un número de habitantes similar al de los años cincuenta del siglo pasado.

Así lo ha planteado hoy el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, al ponente del Comité de las Regiones (CdR) sobre el Marco Financiero Plurinaual (MFP), Nicola Dontroslavic, en la Comisión de Política Social, Educación, Empleo, Investigación y Cultura (SEDEC), que se celebra en Logroño.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

La población gallega cae a registros de los años 50