Cae la mayor banda de narcotraficantes de A Coruña tras un registro de 11 horas

La policía realizó 23 detenciones y se incautó de heroína, cocaína, hachís y armas

;
«Estamos asustados, no sabemos qué pasa» El barrio de Orillamar de A Coruña, tomado por la policía en una operación contra el tráfico de drogas

A Coruña / La Voz

Sobre las cinco de la madrugada comenzó ayer la mayor operación policial contra el narcotráfico realizada en la ciudad de A Coruña. El despliegue policial, que duró once horas, fue de tal magnitud que en él participaron alrededor de cien agentes de la Policía Nacional.

El operativo sirvió para desmantelar «la banda de narcotraficantes más importante de A Coruña», indicaron fuentes próximas a la investigación. El grupo estaba exhaustivamente organizado: «Controlaban la compra de los estupefacientes en importantes cantidades a los clanes ferrolanos, cortaban la droga y la distribuían», subrayaron las mismas fuentes. El cabecilla, con un elevado número de antecedentes penales, daba las órdenes que cumplían a rajatabla sus compinches, alguno de ellos «limpios judicialmente».

El dispositivo policial permitió detener al jefe de la banda y a 22 miembros de su equipo, y no se descartan «más detenciones en las próximas horas, aunque se cree que la banda «quedó desarticulada».

La redada supuso la entrada en al menos una veintena de pisos ubicados en Orillamar, a escasos metros del cementerio municipal, y en dos bloques de viviendas próximos al centro de salud del barrio de Monte Alto.

La actuación policial se inició cuando un helicóptero de la Policía Nacional sobrevoló la zona y con sus focos iluminó el camino a los agentes. Miembros de la Unidad de Intervención Policial (UIP) accedieron a la vez a todas las viviendas que tenían que registrar. «Derribaron las puertas con los arietes y sorprendieron a los inquilinos de las casas durmiendo». Una vez franqueadas las entradas accedieron los agentes de la Policía Judicial y de Distrito, acompañados de los guías caninos para realizar los registros. Se incautaron de importantes cantidades de hachís, cocaína y heroína, y de armas. También encontraron dinero en metálico y equipos para tratar la droga, y dos vehículos de alta gama fueron decomisados.

También participaron miembros de la Unidad de Subsuelo, que registraron las alcantarillas y agentes del Operativo Especial de Seguridad (GOES). Desde la Policía Nacional indicaron que la operación «fue todo un éxito».

«Sabíamos que algún día vendrían a por ellos porque era un descaro»

a. mahía / E. Mouzo

Vecinos de la calle Orillamar denuncian que llevan años «soportando» el trapicheo

Al filo de las cinco de la madrugada, cuando los buenos duermen y los malos lo hacen con un ojo abierto, más de cien policías se presentaron en los dos únicos bloques de viviendas que tiene la calle Luis Rodríguez Lago para culminar el mayor despliegue jamás visto en la ciudad. Iban a por los Jiménez Jiménez y cayeron todos. Y aunque haya escenas policiales que se salen a veces de la televisión para mudarse a vivir en el edificio de enfrente, en Orillamar a nadie cogió por sorpresa la operación, larvada desde hace muchos meses y resuelta sin mayores contratiempos durante las 11 horas que duró.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
48 votos
Comentarios

Cae la mayor banda de narcotraficantes de A Coruña tras un registro de 11 horas