De la Serna dejó ya aprobada una de las tres nuevas subidas de peajes en la AP-9

Al final, la gratuidad del Vigo-Pontevedra las encarecerá un 1 % y las obras otro 1 %


vigo / la voz

El anterior ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, dejó firmada una orden ministerial antes de la moción de censura por la que autoriza a Audasa a incrementar las tarifas de peaje en un 1 % para compensar a la concesionaria de la gratuidad que obtienen los usuarios del eje Vigo-Pontevedra en sus viajes de vuelta en el día.

Con fecha de salida del Ministerio del 24 de octubre pasado, y validada por el anterior secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, la orden ministerial -no publicada en boletín oficial alguno, sino remitida a Audasa- plasma el compromiso de Fomento de abonar a la empresa el importe de los peajes que dejó de cobrar cuando Ana Pastor implantó en el 2013 la bonificación entre las dos ciudades para bajar el precio de sus peajes, uno de los más altos de todo el trazado.

En el escrito oficial remitido a la concesionaria de la AP-9 se le corrige, eso sí, en cuanto al porcentaje pretendido de subida, dejándolo en 1 % para el 2018 y un 0,8 % tanto en el 2019 como el 2020, en lugar de 1,5 % para los dos primeros años y un 1 % más en un tercer ejercicio, como indica el texto que pretendía Audasa.

La remisión de la orden a la compañía que explota el vial gallego no ha propiciado sin embargo aún el visto bueno del ministerio a las nuevas tarifas con la aplicación de la consiguiente subida, que será la primera de las tres previstas para este año en las tarifas de la AP-9, además de la que se materializó el 1 de enero en aplicación de la actualización anual de los precios del sector.

Los usuarios de la principal autopista de Galicia tienen que tener en cuenta que al 1,91 % que subieron en toda España los peajes con el nuevo año, y al 1 % que este año se aplicará para compensar la bonificación del tramo Vigo-Pontevedra, se añadirá otro 1 % anual y durante 20 años para que Audasa amortice la inversión hecha en la ampliación de Rande y la circunvalación de Pontevedra, y otro incremento a mayores (se calcula que entre un 0,01 y 0,02 %) a aplicar también en todos los tramos del vial, para resarcir a la concesionaria de la eliminación prometida del peaje de Redondela.

Cuando se lleven a cabo este año las subidas por los dos primeros conceptos, viajar entre Ferrol y Tui pasará de costar de 20,40 euros a 20,80, sin contar la subida compensatoria por el peaje redondelano. Viajar de A Coruña a Vigo subirá de 15,50 a 15,80, y de A Coruña a Santiago, de 6,40 a 6,50 euros, en un cálculo aproximado, dado que la concesionaria tiene la posibilidad de redondear precios en función de los distintos tramos para obtener tarifas múltiplo de cinco para lograr un pago más ágil.

La subida del 1 % anual hasta el 2038, a mayores de la actualización de precios del sector, ya ha sido aprobada también por el Consejo de Estado el pasado 17 de mayo, autorizando que en lugar de que se ejecute en enero siguiente a la culminación de las obras, se haga cuando el real decreto que lo respalda sea aprobado por el Consejo de Ministros.

Las tarifas del vial gallego habrán crecido un 42 % desde el 2010

Circular entre Ferrol y Tui en el 2010 costaba 14,65 euros. Cuando se ejecuten las subidas a cuenta de la bonificación de la gratuidad en el viaje de vuelta entre Vigo y Pontevedra y por las obras de Rande y Santiago, hacer el mismo trayecto estará en 20,80 euros, y aún faltará repercutir en todos los tramos la eliminación del peaje de Redondela.

De esa forma, el peaje entre los dos extremos de la AP-9 se habrá encarecido en un 41,9 % en solo ocho años, tras subidas que han oscilado entre un 0,07 % y un 4,46, aunque también se tuvo que soportar un incremento de los precios de un 7,5 % al dictaminar la Unión Europea que era ilegal una exención de dicho porcentaje aprobado por el Gobierno español en el año 2000, o el cambio de IVA que en el mismo año 2012 aumentó los peajes otro 3 %.

Las subidas pendientes acercarán un poco más a la principal autopista gallega al grupo de concesiones de cabeza en lo que a carestía del precio por kilómetro se refiere. De 0,0932 euros por kilómetro se pasará a un nivel de alrededor de 0,0949 euros para todo el trayecto entre Ferrol y Tui, lo que la hará más cara que la que une León y Astorga, que ahora estaba en precio situada por encima.

Será la undécima autopista en precio por kilómetro más bajo, aunque otras más caras como la AP-4 (Sevilla-Cádiz), o la AP-7 (Tarragona-Valencia) perderán entre este año y el que viene su carácter de infraestructura de pago.

Eso sí, tramos como el de Vigo a Pontevedra llegarán hasta los 0,1681 euros por kilómetro, siendo este de los más caros de todo el itinerario de la AP-9, al margen del Vigo-Redondela, cuyo peaje desaparecerá este año, según el compromiso adquirido por el Ministerio de Fomento con el responsable del anterior Gobierno, Íñigo de la Serna.

El Consejo de Estado ve irregulares obras ajenas al proyecto de ampliación del vial

La comisión permanente del Consejo de Estado, presidida por José Manuel Romay Beccaría el 17 de mayo, advierte a lo largo de un informe de 27 páginas que la gestión de las obras de ampliación de la autopista en el puente de Rande y en la circunvalación de Santiago no siguieron en todos los casos los cauces normativos. «El Consejo de Estado no debe de dejar de señalar la irregularidad que comporta que la concesionaria, bien con la aquiescencia, bien a instancias de la Administración contratante o de la Xunta de Galicia, haya ejecutado unos proyectos distintos de los aprobados por el Ministerio de Fomento, levantando obras no contempladas en ellos», señala dicho informe.

Se refiere en concreto el órgano consultivo a obras realizadas para la adaptación de pasos elevados y puentes al nuevo trazado y a enlaces no previstos como el del Gaiás, el cambio de proyecto en Rande para posibilitar el acceso del tráfico local entre Vigo y Moaña al centro del puente, o las todavía pendientes tareas de reposición de servicios y reducción de ruidos en la entrada a Vigo, todas ellas sobrevenidas durante la ampliación del vial y sin el oportuno reformado del proyecto. «El interés público no las ampara», dice el Consejo de Estado, que insta a Fomento a «cuidarse con mayor celo» de seguir las reglas para los reformados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

De la Serna dejó ya aprobada una de las tres nuevas subidas de peajes en la AP-9