La Xunta emplaza al Gobierno a cumplir el plazo del AVE o incluso adelantarlo

Recuerda que a los socialistas gallegos la fecha de finales del 2019 les parecía excesiva


redacción / la voz

Apenas dos días después del primer Consejo de Ministros del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, la Xunta ya ha empezado a mostrarse reivindicativa con una de las principales demandas de Galicia en Madrid: la finalización del nuevo acceso ferroviario de alta velocidad.  Feijoo pactó con el anterior ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que el AVE gallego esté en pruebas en el último trimestre del 2019, una vez constatado que el plazo del 2018 era imposible de cumplir con el reguero de paralizaciones de contratos a lo largo del 2015 y el 2016. Esa fecha tenía una pequeña trampa: no era la de puesta en servicio, que se supone que se produciría a lo largo del 2020, cuando la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (un organismo independiente) otorgue el permiso para que los trenes con viajeros empiecen a circular.

Feijoo estuvo ayer en varios actos en la provincia de Ourense, un territorio que estará solo a dos horas y cuarto de Madrid cuando se termine la línea de alta velocidad. En Ribadavia, Feijoo se mostró preocupado por el efecto que puede tener el cambio de Gobierno en este compromiso, que espera que herede sin traumas e incluso mejore, recordando que a los socialistas el plazo pactado les parecía excesivo. «Se non se poden adiantar os prazos, pido que polo menos se cumpra a palabra dada: que a finais do ano 2019 estean entrando en probas os trens de alta velocidade que nos leven a Madrid», dijo. «É certo que o Partido Socialista sempre criticou esta data, porque entende que se pode facer antes. Imos ver cando teñamos a reunión co presidente do Goberno e o ministro de Fomento se se poden adiantar os prazos que o Partido Socialista criticou por ser moi longos».

Feijoo espera por tanto a que se concreten esas reuniones al más alto nivel para que el Gobierno de Pedro Sánchez y el nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se pronuncien sobre el plazo del AVE y revaliden el compromiso. No obstante, el llamamiento de Feijoo a acortar los plazos no deja de ser una concesión a la ironía política sobre lo exigentes que se mostraron algunos miembros del PSdeG con el Ministerio de Fomento cuando no estaba en sus manos, no solo con las fechas de finalización, sino también con la baja ejecución presupuestaria. 

Plazos poco holgados

El caso es que el anterior ministro, Íñigo de la Serna, admitió en una entrevista en este periódico que los plazos para el AVE gallego «no son holgados» y que, por tanto, no podían relajarse en la ejecución de las obras, que en la actualidad están en marcha en su totalidad. La fecha está muy condicionada además por la construcción del viaducto de Teixeiras, una de las infraestructuras más retrasadas, que no podrá finalizarse hasta el verano del año que viene, y eso si no hay imprevistos de carácter técnico o presupuestario. En cualquier caso, Feijoo recalcó que no tiene «outro obxectivo» que «defender este compromiso» ante el nuevo Ejecutivo, pues lo considera crucial para que Galicia sea un territorio más competitivo.

Los miembros de la Xunta, sin esperar a que el nuevo Gobierno cumpla su primera semana en el poder, se han lanzado ya a reivindicar el proyecto del AVE y la transferencia de la AP-9, aspiración esta última que un Gobierno de su propio color político llegó incluso a vetar que se discutiera en el Congreso. La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, aseguró hace unos días que ya no hay «excusas» para un nuevo retraso del AVE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La Xunta emplaza al Gobierno a cumplir el plazo del AVE o incluso adelantarlo