Galicia estrena carreteras que perdonan

Un plan de la Xunta trata de reducir las graves consecuencias de las salidas de vía


redacción / la voz

Cunetas de seguridad, suavizado de taludes laterales, eliminación de obstáculos en las márgenes de la calzada, aumento de la visibilidad en los tramos e instalación de guardarraíles de seguridad para reducir los daños a motoristas. Así se hacen las carreteras que perdonan, las que dan una segunda oportunidad a los conductores en caso de error. El objetivo es que las peligrosas salidas de vía no tengan consecuencias graves. Ahora sí las tienen: el 47 % de los accidentes mortales ocurridos en Galicia el año pasado se debieron a salidas de vía.

«El objetivo es que las carreteras sean más seguras, y que en todas las actuaciones que hagamos los técnicos estén sensibilizados para eliminar obstáculos y aumentar las protecciones», explica Francisco Menéndez, director de la Axencia Galega de Infraestruturas. Este departamento de la Consellería de Infraestruras acaba de adjudicar los trabajos para la realización de las primeras carreteras que perdonan de Galicia. Son obras de acondicionamiento de varios tramos de la red viaria autonómica en el entorno de Santiago, y en todas ellas se adoptará el concepto de carreteras que perdonan.

Los trabajos adjudicados por la Xunta se harán en la AG-58 y en la AG-59, en Teo; en la CG-1.5, en Brión, Rois, Lousame y Noia; en la AC-357, en Teo; en la AC-554, en Outes, y en la PO-214, en Pontecesures, Padrón y A Estrada.

cunetas suaves

Para volver a la carretera. Las cunetas tendidas ofrecen la posibilidad de que un coche que se salga de la vía pueda regresar a la calzada tras recuperar el control. La obra incluye la eliminación de obstáculos.

barreras de seguridad

Guardarraíles más seguros. Este tipo de barreras de seguridad reducen los daños a los motoristas en caso de caída e impacto contra la valla lateral. Sin embargo, esos guardarraíles apenas serán necesarios en zonas dotadas de cunetas de seguridad.

rejillas de protección

En cunetas y tajeas. Muchas salidas de vía terminan en una tajea o un salvacunetas. Las rejillas trámex evitan el impacto contra esos obstáculos al salvar el desnivel a modo de transición. Son una solución eficaz para las carreteras convencionales de Galicia, en las que hay una tajea situada a distinto nivel en casi todos los entronques de acceso a vías secundarias, caminos y pistas.

postes fusibles

Se parten con un impacto. Las señales y los paneles informativos en las carreteras son obstáculos que pueden causar graves daños en caso de impacto. El plan de la Xunta trata de situarlas a un nivel elevado, pero cuando eso no sea posible la consellería utilizará postes fusibles, que son estructuras que se parten en caso de que un vehículo impacto contra ellas.

«No se trata solo de evitar que haya accidentes de tráfico, sino también de conseguir que su gravedad sea menor»

j. m. pan

Francisco Menéndez, director de la Axencia Galega de Infraestructuras, tiene a su cargo el mantenimiento de las carreteras autonómicas

Reducir las consecuencias de los accidentes es el objetivo. «Cada vez hay menos accidentes de tráfico, y en muchos casos ya no se trata solo de evitarlos, sino también de que su gravedad sea menor y para eso hay que actuar sobre la infraestructura», dice Francisco Menéndez, director de la Axencia Galega de Infraestruturas.

-Es un concepto nuevo el de las carreteras que perdonan.

-Se trata de reducir los daños en caso de una salida de vía. Una cuneta profunda necesita un salvacunetas para acceder a las fincas, y eso ya es un obstáculo. Y hubo muertos al chocar contra esos pasos. Hay dos maneras de eliminar el problema: o protegiendo el salvacunetas con rejillas que hacen como una transición, o eliminándolo con una cuneta de seguridad, una cuneta tendida.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

Galicia estrena carreteras que perdonan