El negocio de la jueza investigada por pitonisa continúa dando citas a clientes

El presidente de la Audiencia decidió informar al TSXG tras conocer «los hechos peculiares» de la magistrada

Algunos de los carteles colocados en los coches aparcados ante la Audiencia Provincial, que se investiga si fueron repartidos por la jueza de Vigilancia Penitenciaria
Algunos de los carteles colocados en los coches aparcados ante la Audiencia Provincial, que se investiga si fueron repartidos por la jueza de Vigilancia Penitenciaria

lugo / la voz

La consulta de tarot y videncia de la jueza de Vigilancia Penitenciaria de Lugo, María Jesús García, sigue operativa y dando citas a sus clientes. Durante la mañana de este jueves, algún cliente vio suspendida la cita que tenía concertada para leer las cartas, y la explicación fue «por lo que salió en los periódicos. Como comprenderá, tenemos que suspender todo». Pero, finalmente, por la tarde a algunos de los potenciales usuarios les fue comunicada la continuidad de las consultas.

En lo que no hay novedad es en el silencio de la jueza. En el teléfono que figura en los anuncios, un hombre respondió en la tarde de este jueves a una llamada de La Voz: «María Jesús no recibe a la prensa y no habrá ningún comentario». Incluso acudiendo en persona a la consulta, el hombre que atendió la llamada a través del telefonillo del portero automático respondió amablemente que tampoco quería hablar del asunto ni en persona, y declinó contestar a cualquier pregunta.

Los vecinos del edificio donde se pasa consulta no mostraron tampoco ninguna sorpresa al ser preguntados. Eso sí, todos prefirieron guardar silencio y pasar desapercibidos. Todo hace indicar que la consulta de tarot funcionaba en el piso de la céntrica avenida Ramón Ferreiro con toda normalidad y discreción de cara a los vecinos.  

Gobierno de la Justicia

En cuanto a los órganos oficiales de la justicia, el presidente de la Audiencia Provincial de Lugo señaló que ha decidido informar al TSXG al tener conocimiento de la «conducta peculiar» de la citada jueza. En declaraciones a los medios de comunicación, señaló: «Yo lo que hice, hace unos días, fue poner en conocimiento los hechos de la sala de gobierno del TSXG y, por lo que yo sé, se lo ha remitido al CGPJ. El hecho del que se tuvo conocimiento es esta actividad de echadora de cartas por una jueza de Lugo. A partir de ahí, la calificación de esos hechos le corresponde al CGPJ. Me parece que es una conducta peculiar y por eso lo comuniqué al órgano de gobierno para que efectúe la calificación», declaró.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia confirmó que el promotor de la acción disciplinaria, es decir, el Consejo General del Poder Judicial, ha incoado diligencias informativas sobre el caso de esta jueza y su vinculación con una consulta de tarot y videncia. En el marco de dichas diligencias, se llevarán a cabo «las actuaciones que se estimen necesarias» para determinar la veracidad de los hechos y otras circunstancias que puedan ser relevantes en esta investigación.

Por otra parte, el decano del Colegio de Abogados de Lugo, Félix Mondelo, declaró este jueves que confía en que este expediente se tramite con rapidez. Señaló que espera que este asunto quede debidamente aclarado tan rápido como sea posible y que, si realmente hay motivo para ello, se corrija disciplinariamente a la magistrada como corresponde para evitar la mala imagen que puede causar.  

«Un bochorno»

El decano entiende que dada la alta función que desempeñan los jueces, es necesario aclarar este caso, que, de probarse su certeza, constituiría «un bochorno».

Por su parte, la representante en Galicia de la asociación Jueces para la Democracia, Sandra María Piñeiro, titular del Juzgado de Instrucción 2 de Lugo, indicó que como colectivo no tienen todavía una posición sobre este asunto. Apuntó que las diligencias informativas son reservadas y desconoce qué información maneja el promotor de la acción disciplinaria. Explicó que es preciso comprobar si se pueden probar los hechos y, si se constata que existe infracción, se impondrá la correspondiente sanción.

Suma al menos tres sanciones por su comportamiento en juzgados de Madrid, Santander y Bilbao donde trabajó

La jueza María Jesús García ha estado en el centro de la polémica en más de una ocasión y también ha sufrido más de una sanción. Llegó a su destino en Lugo procedente de Santiago, donde había sido titular del Juzgado de lo Penal 1. Allí provocó la perplejidad en más de un letrado al ver que acudía a los juicios acompañada de un gato. Previamente, en el 2012, María Jesús García fue sancionada cuando ejercía en Madrid por no acudir a una declaración, porque decidió dar prioridad a ir al gimnasio.

En el 2008, esta misma jueza ejerció en Santander, donde fue multada con 3.000 euros por criticar la Ley de Violencia contra la Mujer y efectuar declaraciones de cierta singularidad sobre los rumanos y las colombianas. Antes de llegar a Santiago, en su destino en Bilbao fue sancionada por fumar en la sala de vistas entre juicio y juicio.  

Incompatibilidades

Las incompatibilidades y prohibiciones a las que están sometidas los jueces se recogen en la ley orgánica 6/1985, de 1 de julio, del poder judicial. A este asunto está dedicado el capítulo segundo de la citada ley. Establece, en el apartado quinto del artículo 389, que el cargo de juez o magistrado es incompatible «con todo empleo, cargo o profesión retribuida, salvo la docencia o investigación jurídica, así como la producción y creación literaria, artística, científica y técnica y las publicaciones derivadas de aquella, de conformidad con lo dispuesto en la legislación sobre incompatibilidades del personal al servicio de las Administraciones públicas». En el apartado noveno del citado artículo se señala la incompatibilidad «con las funciones de director, gerente, consejero, socio colectivo o cualquier otra que implique intervención directa, administrativa o económica en sociedades o empresas mercantiles, públicas o privadas, de cualquier género».

En las mismas disposiciones legales se indica que la competencia para la autorización, reconocimiento o denegación de compatibilidades «(...) corresponde al Consejo General del Poder Judicial, previo informe del presidente del tribunal o Audiencia respectiva».  

Imagen

En algunos ámbitos relacionados con el mundo de la Justicia en la capital lucense se indica que, en el caso de la jueza María Jesús García, lo más preocupante es el daño que este caso puede causar a la imagen de la judicatura, más allá de que sea compatible o no desde el punto de vista estrictamente legal su actividad, si se puede demostrar que la ejerce, como tarotista y vidente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

El negocio de la jueza investigada por pitonisa continúa dando citas a clientes