Elevan a 50 los comparecientes en la comisión del Alvia, amenazada por un eventual adelanto electoral

El jueves se pactará la lista definitiva y el plan de funcionamiento


redacción / la voz

La puesta en marcha de la comisión de investigación parlamentaria sobre el accidente ferroviario de Santiago sigue abonada a la dificultad. Los representantes de los partidos en la mesa de portavoces no lograron pactar ayer la lista definitiva, ante las quejas de los partidos minoritarios, que veían cómo la mayoría de los intervinientes surgían de las propuestas de PP y PSOE. Para favorecer el acuerdo, la mesa decidió aumentar la cuota de intervinientes, que en un principio se había fijado en una máximo de 40 para que la comisión fuera manejable y no durara durante demasiado tiempo.

Finalmente, se llamará a 50 comparecientes, de los que ya hay 18 fijos, al ser solicitados por todos los partidos. Como publicó el martes La Voz, incluyen los principales protagonistas políticos del caso, como los exministros José Blanco y Ana Pastor, los expresidentes del ADIF y Renfe o el ministro Rafael Catalá, con responsabilidades en Fomento en la etapa de Pastor. No así el maquinista y al interventor, que sin duda estarán finalmente en el listado, pese a que la plataforma de víctimas no lo ve necesario al tratarse de una comisión para buscar eventuales responsabilidades políticas. El presidente de la plataforma, Jesús Domínguez, interpreta, en declaraciones a Europa Press, estas comparecencias «como una cortina de humo de PP y PSOE para tapar sus verdaderas responsabilidades».

En cualquier caso, la lista definitiva saldrá de una reunión que el presidente de la comisión, Feliu Guillaumes (PDECat), planea convocar para el próximo jueves.

La comisión del Alvia nace con un amplio retraso acumulado, pues sufrió un bloqueo de casi cinco meses desde que se aprobó en el pleno. Y ahora tiene encima la eventual amenaza de un adelanto electoral, una posibilidad que está en múltiples quinielas ante la crisis política que vive el país. Los parlamentarios son conscientes de esta posibilidad y han pactado que el ritmo de intervenciones sea más ágil que el habitual, si es posible. Se habla incluso de citar a cuatro personas cada semana, teniendo en cuenta que, como mínimo, agosto será inhábil. Se trata de intentar recuperar el tiempo perdido para que la comisión no se aborte, una opción que generaría una frustración evidente en las víctimas, que desde hace cinco años pelean por esta investigación parlamentaria.

Ayer se esbozó también un primer orden de intervenciones, en el que las víctimas serían las primeras en intervenir, seguidas por el maquinista y el interventor. Este orden fue ideado por el PSOE y asumido por la mayoría de la mesa, aunque las víctimas solicitaron expresamente intervenir al final de la rueda de comparecencias, idea que fue defendida por En Marea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Elevan a 50 los comparecientes en la comisión del Alvia, amenazada por un eventual adelanto electoral