El 41 % de los alumnos de 15 años o repiten o pasan con materias pendientes

Uno de cada cinco estudiantes de secundaria tiene asignaturas del curso anterior


redacción / la voz

El 41 % de los estudiantes de tercero de ESO en Galicia terminan el curso con alguna asignatura pendiente o, en el peor de los casos, repiten, y eso son casi 9.100 jóvenes. El porcentaje supone que casi la mitad de los alumnos empiezan el siguiente año con una mochila de suspensos y eso lleva a parte de la comunidad educativa a la reflexión de qué está fallando en la educación cuando semejante porcentaje de estudiantes no es capaz de alcanzar los requisitos mínimos después de nueve meses de curso, una repesca en los globales y una segunda oportunidad dos meses después. Se quejaban las diferentes ampas de este hecho cuando opinaban sobre el traslado de los exámenes de septiembre a junio; entendían que no se puede cambiar la fecha de las pruebas extraordinarias y nada más, sino que hay que atajar este fracaso escolar desde otras perspectivas.

Las cifras gallegas que se barajan son del Ministerio de Educación del curso 2015/16, porque la Xunta de Galicia no facilita los datos de cuántos alumnos tienen que ir a la recuperación de septiembre ni de cómo es el balance de este examen extraordinario. De hecho, ese 41 % que establece el ministerio es de mínimos, porque es de suponer que muchos alumnos aprueban todas las materias pendientes en los exámenes de septiembre, por lo que la cifra de suspensos en junio tiene que superar largamente ese porcentaje en tercero de ESO.

Galicia también carece de datos sobre este punto, pero en Madrid se publicó el año pasado que la mitad de los alumnos de secundaria no aprueban en septiembre ninguna de las asignaturas suspensas en junio, y que ese porcentaje se eleva al 60 % en el caso de bachillerato.

Es cierto que la situación de tercero de ESO es especialmente mala. Confluyen todos los problemas del sistema: los estudiantes solo pueden repetir el mismo curso una vez entre primero y tercero de secundaria, y dos veces como máximo si son cursos distintos. Si después de repetir el estudiante llega a tercero y no promociona, es entonces cuando en vez de pasar a cuarto se puede derivar a la FP básica. Por eso las cifras que exhibe son tan negativas.

Por su parte, en cuarto se puede repetir dos veces, pero solo si el estudiante nunca lo había hecho en la secundaria; si ya va arrastrando un curso, solo puede repetir una vez. 

Fracasos todos los años

Si las cifras de tercero son desoladoras, las del resto de la secundarias también parecen preocupantes: en segundo, el 38 % o tiene que repetir o pasa de curso con alguna materia pendiente; y en cuarto es uno de cada tres matriculados el que se encuentra en esta situación.

Los resultados son en todos los casos peores entre los chicos que entre las chicas, incluso con diferencias de hasta doce puntos, y entre los centros públicos frente a los privados, aunque la diferencia es menor. Por provincias, las cuatro gallegas son bastante homogéneas, aunque en la práctica totalidad de los casos Lugo se sitúa a la cabeza en datos positivos y Ourense, en la cola. Por ejemplo, en tercero de ESO, el 56 % de los alumnos de Lugo y A Coruña aprobaron todo mientras que fueron el 53 % en Pontevedra y un 51 % en Ourense.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
9 votos
Comentarios

El 41 % de los alumnos de 15 años o repiten o pasan con materias pendientes